X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6phr

6 incógnitas políticas que los españoles resolverán en las urnas el 28 de abril

Publicado: 26 abr 2019 14:21 GMT | Última actualización: 26 abr 2019 15:07 GMT

Los resultados de estos comicios aportarán cierta claridad en un panorama político polarizado y fragmentado.

6 incógnitas políticas que los españoles resolverán en las urnas el 28 de abril
Votantes escogen sus papeletas para las elecciones generales en Madrid (España) el 26 de Junio de 2016.
Andrea Comas / Reuters
Síguenos en Facebook

Las próximas elecciones generales en España vienen cargadas de interrogantes. Algunos de ellos se resolverán inmediatamente tras el escrutinio de los votos. Otros requerirán más tiempo y dependerán de las decisiones posteriores que cada partido adopte en función del apoyo logrado. 

Ante un escenario en el que la polarización ideológica y la fragmentación aparecen como ejes fundamentales del proceso electoral, las preguntas sobre el futuro se multiplican, y las respuestas quedan en el aire hasta que se conozcan los resultados electorales. ¿Se cumplirán las previsiones que sugieren los sondeos? ¿Cómo se repartirá el poder en el Congreso?

A continuación, señalamos las incógnitas más inmediatas, muchas de las cuales quedarán despejadas este mismo domingo.

1- ¿Habrá un gobierno de derechas o de izquierdas?

Esta es la pregunta más básica y genérica, y aún sigue abierta. La aritmética parlamentaria que han sugerido las encuestas no aporta, ni mucho menos, una predicción definitiva en este sentido, y el alto índice de electores indecisos añade incertidumbre a la situación.

En todo caso, si el equilibrio entre la izquierda y la derecha es tan ajustado como se prevé, muy probablemente habrá que esperar varias semanas, o incluso meses, para despejar la incógnita. Si los resultados terminan pareciéndose a las encuestas, ningún partido obtendrá mayoría suficiente para gobernar y el signo del futuro Gobierno dependerá de los pactos efectuados entre las fuerzas parlamentarias.

Una mujer vota en las elecciones generales de España en Bilbao (España), el 26 de junio de 2016.

Hay que tener en cuenta que, un mes después de las elecciones generales, se celebrarán los comicios municipales, autonómicos y europeos, y la proximidad de esa cita con las urnas condicionará y seguramente prolongará en el tiempo las negociaciones entre los diferentes partidos.

Los sondeos coinciden en que las principales formaciones de la derecha (PP, Ciudadanos y Vox) no alcanzarán una mayoría parlamentaria sumando los escaños que obtengan.

En cambio, el ala progresista, representada principalmente por PSOE y Unidas Podemos, obtendría, conjuntamente, una cantidad de representantes cercana a la mayoría en el Congreso, pero necesitarían algunos escaños más para obtenerla. De qué otras formaciones podrían proceder esos apoyos, y cuántos serían necesarios, son otras de las incógnitas a resolver este domingo.

2- ¿Con cuánta fuerza irrumpirá la ultraderecha en el Congreso español?

La irrupción del partido ultraderechista Vox en el panorama político español es una de las principales y más llamativas novedades en este proceso electoral, y su entrada en el Congreso parece sobradamente avalada por todas las predicciones realizadas hasta el momento.

Santiago Abascal, líder de VOX, en Sevilla (España) el 24 de abril de 2019. / Marcelo del Pozo / Reuters

La dificultad, en este caso, está en predecir cuál es la cuota de poder parlamentario que conquistarán los de Santiago Abascal. Tanto los sondeos como los medios de comunicación les asignan de forma unánime el papel de quinta fuerza política, con un porcentaje de votos superior, incluso, al que obtuvieron en las elecciones autonómicas andaluzas.

Al tratarse de un partido de ultraderecha, con postulados altamente controvertidos, podría existir entre el electorado una considerable bolsa de voto oculto que sólo se pusiera de manifiesto en el escrutinio final, habiendo pasado desapercibida en los sondeos.

3- ¿Perderá Unidas Podemos tantos escaños como predicen las encuestas?

Los sondeos vaticinan un considerable desplome de la formación de Pablo Iglesias en el Congreso. Si esas previsiones se cumplen, Unidas Podemos podría perder más de la mitad de pasar de sus actuales 71 escaños. 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que muchos de los electores aún indecisos, cuya intención de voto no sale reflejada en las encuestas, son votantes tradicionales de izquierda, que dudan entre otorgar un supuesto "voto útil" al PSOE para hacer frente al bloque conservador, o dar su apoyo a Unidas Podemos.

El líder de Unidas, Pablo Iglesias, en Madrid (España) el 31 de mayo de 2018. / Susana Vera / Reuters

Además, en los debates televisados que enfrentaron a los líderes de los cuatro principales partidos –en especial en el último de ellos– la actuación de Iglesias ha sido muy positivamente valorada por el público, y gran parte de los comentaristas le consideraron ganador del encuentro. El líder de Unidas Podemos se mantuvo sereno y relativamente al margen del intenso fuego cruzado que se dio entre los otros participantes, y desde esa postura cómoda pudo explicar sus propuestas con mayor claridad.

Una encuesta realizada por NC Report para el diario La Razón estima, por cierto, que 7 de cada 10 indecisos han decantado finalmente su voto tras ver los debates.

4- ¿Cómo se repartirá el voto en la derecha?

La diversificación del voto conservador en España en un fenómeno relativamente nuevo. Desde el inicio de la democracia española hasta las elecciones de 2011, el voto de derechas se concentraba exclusivamente en el PP (en los primero años bajo la marca de Alianza Popular). Sin embargo, la reciente aparición de Ciudadanos y Vox ofrecen al votante nuevas opciones a lo largo de ese espectro ideológico.

Albert Rivera (Ciudadanos), Pablo Casado (PP) y Santiago Abascal (Vox) / Reuters

Durante los meses previos a la campaña, ha sido notoria la lucha entre estos tres partidos por la hegemonía de la derecha, y pocos analistas dudan de que la pérdida de poder parlamentario que sufrirá el PP en estas elecciones –según todas las encuestas– está propiciada por una fuga de votantes hacia Vox, que acapara el voto de los derechistas más 'duros', y hacia Ciudadanos, que se presenta como una alternativa regeneradora frente a un PP seriamente lastrado por sus abundantes casos de corrupción.

No obstante, y al margen de esa lucha por ser la fuerza derechista de referencia, el PP, Vox y Ciudadanos son tres partidos con una importante consigna en común: el rechazo de las políticas de Pedro Sánchez, a quien acusan de doblegarse ante las exigencias de los independentistas catalanes para lograr su apoyo, y por extensión, de poner en riesgo "la unidad de España", un elemento incuestionable y central en el ideario de la derecha española. 

5- ¿Qué partidos podrían ser clave para la formación de un Gobierno de izquierdas?

Ni siquiera las encuestas más halagüeñas para los progresistas vaticinan una mayoría compuesta por el PSOE y Unidas Podemos. Todo apunta a que la formación de un gobierno izquierdista necesitará inevitablemente el apoyo de otras fuerzas parlamentarias.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, en un mitin en Dos Hermanas, Sevilla, España, 11 de abril de 2019. / Jon Nazca / Reuters

Tradicionalmente, los distintos partidos nacionalistas han sido un recurso muy socorrido para la formación de mayorías parlamentarias estables, y todo apunta a que, aún en medio de la intensa polémica generada por la crisis territorial en Cataluña, la historia podría repetirse.

Partidos como el Esquerra Republicana de Cataluña, (ERC), el Partido Nacionalista Vasco (PNV), Coalición Canaria, EH Bildu o Compromís podrían tener una representación parlamentaria más o menos significativa, y apoyar eventualmente la investidura de un presidente dispuesto a encabezar un Gobierno de izquierdas. 

6- ¿Habrá un Gobierno de coalición?

Esta incógnita no quedará resuelta, ni mucho menos, tras el escrutinio de los votos, pero los resultados electorales serán sin duda el punto de partida para una elucubración al respecto.

En la breve historia de la democracia española nunca ha habido un Gobierno de coalición. Diferentes partidos han gobernado en minoría tras alcanzar pactos con otras fuerzas parlamentarias que, puntualmente, han apoyado sus investiduras y sus proyectos, pero ningún Ejecutivo ha albergado a miembros de diferentes partidos en su gabinete. Sin embargo, nunca antes el panorama político del país había presentado este grado de fragmentación.

Además, la polarización entre bloques ideológicos es esta vez tan acusada que no sería extraño que los partidos consintieran en compartir el control del Gobierno con tal de evitar el acceso al poder de la parte adversaria.

David Romero

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies