El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

Trump afirma haber hecho "mucho" para combatir la violencia armada mientras reaviva el debate sobre el control de armas tras los tiroteos mortales

Publicado:
El presidente de EE.UU. atribuye los ataques de El Paso y Dayton, que se encuentran entre los tres más mortíferos en el país en lo que va de 2019, a enfermedades mentales de los agresores.
Trump afirma haber hecho "mucho" para combatir la violencia armada mientras reaviva el debate sobre el control de armas tras los tiroteos mortales

El presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró este domingo que ha hecho "mucho más" que la mayoría de sus predecesores para combatir la violencia armada, admitiendo, eso sí, que aún queda por hacer, mientras se pronunciaba ante los reporteros en relación a los dos tiroteos mortales de este fin de semana en El Paso y Dayton. Las dos masacres se saldaron con un total de 29 vidas perdidas.

"Hemos hecho mucho más que la mayoría de las administraciones [anteriores] y no se ha hablado mucho de eso, pero en realidad hemos hecho mucho, pero quizás haya que hacer más", aseveró el mandatario. 

Las recientes matanzas reavivaron el debate sobre el control de armas, un tema que divide la política estadounidense. Varios representantes demócratas arremetieron contra el inquilino de la Casa Blanca, vinculándolo al odio y racismo que se evidencia en la sociedad estadounidense, y señalándolo directamente por no actuar contra la alta disponibilidad de armas de fuego de alta potencia en EE.UU.

"Necesitamos poner fin a la epidemia de violencia armada"

"Innumerables tragedias, todo eso porque el 'lobby' armamentista tiene ciertos 'líderes' más asustados de perder apoyo que perder a sus seres queridos", lamentó el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio. 

"Necesitamos tomar medidas urgentes para poner fin a la epidemia de violencia armada", aseveró en su cuenta de Twitter la senadora demócrata Elizabeth Warren mientras que el senador Bernie Sanders instó al Congreso a que apruebe "legislación sobre seguridad de armas con sentido común".

Por su parte, Donald Trump afirmó haber hablado con el fiscal general, William Barr, el director del FBI, Christopher Wray, así como con los gobernadores de Texas y Ohio y otros funcionarios después de los tiroteos en El Paso y Dayton. "Hemos estado hablando con mucha gente. Y muchas cosas están en proceso. Se están preparando muchas cosas buenas ", subrayó el presidente sin precisar a qué se refiere exactamente. 

Trump, defensor del derecho a portar armas

No es un secreto que Donald Trump es un defensor firme del derecho a portar armas. En enero de 2018 el mandatario señaló que llevar armas de fuego contribuye a la seguridad debido a que "hay muchos ataques en los que solo los malos tienen armas".

Al igual que estos días, el presidente también se refirió al autor del tiroteo de Las Vegas del pasado 1 de octubre de 2017, en el que 58 personas murieron y más de 500 resultaron heridos, como un enfermo" y "un psicópata" y declaró que "si no hubiera tenido un arma, habría tenido una bomba".

Las masacres de El Paso y Dayton

Este sábado, 20 personas perdieron la vida y 26 resultaron heridas por un tiroteo en una tienda de la cadena Walmart en El Paso (Texas). Menos de 24 horas después se produjo otra masacre en la ciudad de Dayton (Ohio), que dejó al menos nueve muertos y decenas de heridos. Más tarde, transcendió un tercer tiroteo mortal que tuvo lugar en Chicago.

Se alega que al menos uno de los tiroteos, el que se registró en El Paso, fue un crimen de odio. La Policía ahora está tratando de determinar si el manifiesto de cuatro páginas, lleno de retórica racista y antinmigrante y atribuido al hombre armado de 21 años, en realidad fue escrito por el atacante, quien actualmente está bajo custodia.

Trump, por su parte, señaló que "el odio no tiene lugar" en EE.UU., en alusión aparente a las especulaciones que rodean las motivaciones del tirador. Al mismo tiempo, el inquilino de la Casa Blanca atribuyó los ataques a enfermedades mentales de los agresores.

"Es un problema de enfermedad mental. Estas son personas que están muy, muy gravemente enfermas mentales", dijo Trump. 

Los ataques de El Paso y Dayton se encuentran entre los tres más mortíferos tiroteos en EE.UU. en lo que va de 2019. El año también ha registrado más tiroteos masivos que días transcurridos: 251 ataques en 216 días, de acuerdo con registros de la organización sin fines de lucro Gun Violence Archive.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7