X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6z35

El Gobierno argentino busca renegociar la deuda con el FMI y retrasa los pagos a los tenedores de bonos

Publicado: 28 ago 2019 21:30 GMT | Última actualización: 29 ago 2019 17:03 GMT

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, detalló en rueda de prensa nuevas disposiciones con el objetivo de contener a los mercados.

El recién nombrado Ministro de Economía de Argentina, Hernán Lacunza. 20 de agosto de 2019. / Agustin Marcarian / Reuters
Síguenos en Facebook

El ministro de Hacienda de Argentina, Hernán Lacunza, anunció este miércoles que el Gobierno propuso al Fondo Monetario Internacional (FMI) iniciar el diálogo para "reperfilar" los vencimientos de deuda con ese organismo. En concreto, se trata de una posible renegociación para modificar las condiciones del préstamo, algo pedido desde la alianza opositora Frente de Todos, que tiene serias chances de ganar la Presidencia en los comicios de octubre. 

A pesar de que no se precisaron detalles acerca del planteo argentino hacia el Fondo, el Ejecutivo aseguró que se trata de un inicio de conversaciones, que luego deberá continuar la próxima gestión, que asumirá el mandato en diciembre. 

Así, el funcionario brindó una conferencia de prensa en Buenos Aires para anunciar una serie de medidas económicas, luego de dos días consecutivos de aumento del dólar y el riesgo país.

"Macri me pidió que no suban el dólar y la inflación", dijo el funcionario. Y agregó que para ello "hay que proteger el sistema financiero y cambiario".

En el inicio de su discurso, el hombre que reemplazó recientemente a Nicolás Dujovne al frente de la cartera económica, hizo algunas declaraciones de contenido político, en las que advirtió sobre los riesgos a los que se expone la nación suramericana en estos meses de incertidumbre tras la derrota electoral del oficialismo el pasado 11 de agosto: "Ningún Gobierno puede solo, y menos en época electoral", afirmó. 

En cadena nacional, el ministro detalló las 4 medidas adoptadas por el Gobierno:

  • Un proyecto de ley para la refinanciación de los compromisos del Estado argentino con el FMI será enviado al Congreso "en concordancia con la oposición", manifestó Lacunza. 
  • La segunda medida apunta a extender los vencimientos de la deuda a corto plazo para tenedores de títulos públicos.
  • También dispuso iniciar un proceso de extensión de plazos de los bonos en moneda extranjera, para lo cual se convocará este jueves a los bancos.
  • Asimismo, será remitido al Parlamento un proyecto de ley para promover la extensión de los plazos de la deuda sin quinta de interés ni de capital.

La respuesta del FMI

Pocos minutos después de los anuncios de la Casa Rosada, el vocero del Fondo Monetario Internacional, Gerry Rice, publicó un comunicado a través de sus redes sociales en el que anticipó que atenderán el pedido del Gobierno argentino respecto a "reperfilar" los vencimientos de la deuda. 

"El personal del Fondo está en proceso de analizarlas y evaluar su impacto", dijo el portavoz, al tiempo que indicó que el FMI "comprende que las autoridades han tomado estas medidas importantes para abordar las necesidades de liquidez y salvaguardar las reservas".

En su pronunciamiento, Rice agregó que el personal del organismo permanecerá "en estrecho contacto" con las autoridades en el período venidero para "apoyar a Argentina durante estos tiempos difíciles".

¿Argentina no puede pagar sus bonos de deuda?

Más allá de las eventuales negociaciones con el FMI, que deberán seguir su curso, el 28 de agosto se publicó en el Boletín Oficial que Argentina retrasará los pagos de deuda para los tenedores de bonos, al margen de lo que ocurra con el Fondo. El anuncio oficial, difundido el jueves por el Ministerio de Hacienda, detalla: "Se extenderá parcialmente el vencimiento de las LETES, LECAP, LECER y LELINK —nombres de los bonos— de manera de cancelar el 15 % en la fecha original, el 25 % a los tres meses y el 60 % restante a los seis meses". 

De esta forma, el Banco Central intenta preservar sus reservas, necesarias para contener el aumento en la cotización de la divisa estadounidense, que creció un 30 % horas después de las elecciones primarias. En efecto, en los últimos días aquella entidad debió subastar dólares en el mercado mayorista para saciar la demanda e intentar sostener su valor. 

El recuerdo del 'Megacanje' 

Entre 1991 y 2001, en medio de una crítica situación económica, ese país sudamericano aplicó una política para aplazar pagos de deuda pública hasta 2031. Se trataba de 20.000 millones de dólares que Argentina debía afrontar en el corto plazo, pero estaba sucumbida en un gran déficit. 

Así, bajo el Gobierno de Fernando de la Rúa —recordado por muchos argentinos por haber "huido" en un helicóptero mientras acechaba la crisis— se canjearon 46 bonos de deuda por otros cinco, para pagar más adelante, aunque con nuevas condiciones. Aquella maniobra, que le daba un respiro temporal al Ejecutivo de aquel entonces, aumentaba la deuda en al menos 55.000 millones de dólares. 

"La inviabilidad de esos canjes voluntarios, hoy llamados 'reperfilamiento', se debe a que se realizan cuando la deuda está al borde del 'default' —incapacidad de pago— y las tasas de mercado implícitas en el canje, son exhorbitantes", opinó el economista Andrés Asiain en el diario Ámbito Financiero. Además, acotó que "la capacidad de pago del país no crece al ritmo que aumentan sus compromisos externos, tornándolos insustentables". Por ello, ejemplificó la situación actual con el 'Megacanje', que "incrementó bruscamente la deuda, sin evitar la cesación de pagos".

Días de tensión en los mercados

Este jueves cerca de las 10 de la mañana (hora local) la divisa norteamericana se vendía a 62 pesos y se compraba a 58, dando un valor promedio de 60 en el Banco Nación, reflejando una suba de dos pesos con respecto al miércoles.

A su vez, el riesgo aís medido por JP Morgan marcó un nuevo récord, alcanzando los 2.244 puntos. Aquel índice refleja las posibilidades de un Estado para afrontar sus compromisos financieros, y se volvió a disparar tras los recientes anuncios del Gobierno, perjudicando la reputación argentina en el resto del mundo. Así, a la hora de pedir nuevos créditos o financiamiento, Buenos Aires está peor posicionada para negociar condiciones. 

Este martes, el Banco Central tuvo que ofrecer dólares en el mercado mayorista para intentar frenar el aumento. En un total de siete subastas, la entidad vendió 367 millones de dólares de reservas internacionales, aunque no pudo evitar una suba de 1,55 pesos respecto al cierre del martes. 

Esta nueva jornada de tensión en los mercados respecto a la Argentina, se da horas después del cierre de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) en ese país, que incluyó reuniones con el Gobierno de Mauricio Macri, y con el ganador de las elecciones primarias, el candidato peronista Alberto Fernández.

Argentina espera la aprobación de 5.400 millones de dólares de parte del organismo de crédito internacional, como parte del acuerdo de 57.000 millones de dólares firmado en 2018.

RT

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies