Actualidad

Putin comenta las investigaciones mediáticas sobre el caso Navalny: "Son la legalización de materiales de los servicios especiales de EE.UU."

Publicado:
El presidente ruso se pronunció sobre la reciente investigación mediática que sugiere la posible participación de agentes del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB) en el envenenamiento del opositor.
Putin comenta las investigaciones mediáticas sobre el caso Navalny: "Son la legalización de materiales de los servicios especiales de EE.UU."

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha comentado este jueves en su gran rueda de prensa anual el caso del opositor Alexéi Navalny, incluidas algunas publicaciones mediáticas sobre el tema.

"Eso no es una investigación, sino la legalización de materiales de los servicios especiales estadounidenses", ha declarado el mandatario, quien sugirió que Navalny cuenta con el apoyo de servicios de inteligencia extranjeros.

De ser así, los servicios especiales rusos realmente "deberían vigilar" a Navalny, "pero eso no significa haya que envenenarlo", aseguró el mandatario.

"Si realmente quisieran hacerlo, probablemente lo hubieran llevado hasta el final", enfatizó Putin, quien recordó que él mismo autorizó el transporte del opositor a un hospital de Berlín cuando la esposa de Navalny se lo pidió.

Putin recordó una "famosa treta de lucha política" que consiste en "atacar a las personas que están más arriba" para situarse al mismo nivel que ellas. "En mi opinión, no es con estas tretas que hay que ganarse el respeto de la gente, sino con hechos concretos o con un programa", señaló.

Investigaciones mediáticas

Esta semana, los portales Bellingcat y The Insider publicaron una investigación conjunta con la CNN y Der Spiegel, en la cual afirman que identificaron a los implicados en el supuesto envenenamiento de Navalny. En la investigación se alega, en particular, que un grupo de integrantes del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB) estuvo siguiendo los pasos de Navalny durante años y está detrás del envenenamiento del opositor.

Bellingcat además sugirió que "es posible que hubiera habido intentos anteriores para envenenar a Navalny", uno de ellos en la ciudad rusa de Kaliningrado, cuando la esposa del opositor, Yulia, se sintió mal por una razón desconocida.

Por otra parte, la semana pasada el periódico británico The Sunday Times reportó, citando a fuentes anónimas de Inteligencia de países occidentales y servicios especiales alemanes, sobre el segundo intento de envenenamiento a Navalny, que presuntamente tuvo lugar mientras el opositor se encontraba hospitalizado en Omsk. El portavoz presidencial, Dmitri Peskov, tachó este reporte de "disparate".

A su vez, el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, tachó este miércoles de "deficiente" la posición de que un "silencio de Moscú implica su culpabilidad" respecto a las nuevas informaciones mediáticas sobre el supuesto envenenamiento del opositor.

Caso Navalny

El pasado 20 de agosto, Navalny se sintió mal durante un vuelo a Moscú, por lo que el avión aterrizó de emergencia en la ciudad rusa de Omsk, donde el opositor fue hospitalizado en estado grave y tuvo que ser conectado a un respirador. Los médicos del hospital de emergencias de Omsk afirmaron no haber encontrado ningún rastro de veneno en el organismo del paciente, siendo el trastorno metabólico el diagnóstico principal que manejaron.

A petición de la familia, el opositor fue trasladado a Alemania, al hospital Charité de Berlín, donde el diagnóstico inicial fue que sufrió una intoxicación con una sustancia del grupo de los inhibidores de la colinesterasa. En respuesta, desde el Ministerio del Interior de Rusia de la provincia de Omsk confirmaron que no se habían encontrado sustancias potentes o narcóticas en los análisis a Navalny durante sus inspecciones. 

El 2 de septiembre, el Gobierno de Alemania anunció que los resultados de las pruebas del laboratorio especial de la Bundeswehr concluyeron que el opositor ruso fue envenenado con un agente químico nervioso del grupo Novichok. 

Moscú reiteró que desde el primer momento no ha ocultado nada sobre el caso del opositor ruso, y que busca establecer un diálogo con sus colegas de Alemania para recibir información sobre la sustancia que, según sus estimaciones, estaba presente en el cuerpo de Navalny. Por su parte, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, afirmó el 5 de octubre que Moscú está interesado en establecer la verdad en torno a la situación de Navalny, y subrayó que Occidente le niega a su país las solicitudes que ha formulado en ese sentido, todas basadas en un convenio internacional.

La semana pasada, el presidente ruso, Vladímir Putin, declaró que la Fiscalía General y el Comité de Investigaciones de Rusia están revisando la situación sobre el posible envenenamiento de Navalny, pero no pueden abrir un caso penal en Rusia por falta de materiales relevantes. Putin recordó que la Fiscalía rusa ha pedido repetidamente a sus socios extranjeros que le envíen "al menos una conclusión oficial escrita sobre los resultados de su investigación". Según el mandatario, no solo "nadie" entrega a Rusia los materiales que pide, sino que tampoco pueden "explicar por qué". "Estamos listos para aceptarlos, venid con los materiales, mostradnos dónde está este 'Novichok'", señaló Putin.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

rtnoticiasrtnoticias
Covid19