Actualidad

EE.UU. aprueba la venta a Australia de 12 helicópteros de combate naval por casi 1.000 millones de dólares

Publicado:
El Pentágono asegura que la medida no cambiará "el equilibrio militar básico" regional, al tiempo que califica como un "interés vital" el desarrollo de la capacidad defensiva australiana.
EE.UU. aprueba la venta a Australia de 12 helicópteros de combate naval por casi 1.000 millones de dólares

El Departamento de Estado estadounidense aprobó la venta a Australia de 12 helicópteros de combate naval Lockheed Martin MH-60R Seahawk, junto con los equipos y servicios relacionados, comunicó el Pentágono este viernes.

Según detallan los militares, la aprobación estuvo precedida por una solicitud de Canberra. El valor total estimado de la compra es de 985 millones de dólares.

"La venta propuesta apoyará la política exterior y los objetivos de seguridad nacional de los Estados Unidos. Australia es uno de nuestros aliados más importantes en el Pacífico Occidental. La ubicación estratégica de este poder político y económico contribuye significativamente a garantizar la paz y la estabilidad económica en la región", señala el comunicado, que caracteriza el desarrollo de la capacidad defensiva de Australia como un "interés vital" para Washington. Al mismo tiempo, asevera que la posible venta "no alterará el equilibrio militar básico en la región".

Desarrollado a lo largo de los años 1990, el MH-60R es una versión actualizada del modelo Sikorsky SH-60, que realizó su primer vuelo en 1974. Según el fabricante, puede operar desde fragatas, destructores, cruceros y portaaviones y es un aparato multimisión conveniente tanto para guerra antisubmarina y antisuperficie como para operaciones de búsqueda y de mando y control. La Armada australiana ya cuenta con 24 helicópteros de ese tipo, precisa la revista Australian Defense Magazine.

Australia se arma

La noticia de la posible compra de los aparatos tiene lugar menos de un mes después del anuncio de la creación de una alianza de seguridad en el Indo-Pacífico en la que participan Estados Unidos, Reino Unido y Australia. La cooperación trilateral, llamada AUKUS, prevé que Estados Unidos ayude a Australia con las tecnologías necesarias para dotarse de submarinos de propulsión nuclear.

Además de provocar un escándalo diplomático con Francia, cuyo programa de suministro de submarinos fue rescindido por Canberra a favor del de AUKUS, la decisión suscitó temores de una nueva carrera armamentista en la región y fue criticada por China, Indonesia y Corea del Norte. Asimismo, Nueva Zelanda advirtió que los submarinos nucleares australianos no podrán entrar en sus aguas territoriales.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19