Actualidad

Conservadores buscan en los años 60 solución migratoria para EE. UU.

Publicado:
Grupos religiosos han recurrido a la experiencia del pasado para lanzar una iniciativa cívica que proteja a los inmigrantes indocumentados hispanos contra medidas punitivas propuestas por algunos legisladores republicanos y aliente una solución a la reforma migratoria.

Grupos religiosos han recurrido a la experiencia del pasado para lanzar una iniciativa cívica que proteja a los inmigrantes indocumentados hispanos contra medidas punitivas propuestas por algunos legisladores republicanos y aliente una solución a la reforma migratoria.

En una videoconferencia los conservadores contaron que la iniciativa que recibió el nombre “Movimiento Fuerza” se lanzará a fines de enero y será similar al movimiento afroestadounidense de derechos humanos de los años 60 y fines de los 50.

Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional Hispana de Liderazgo Cristiano, indicó que la materia requerirá el liderazgo de la comunidad de fe y que se están realizando conversaciones con Bernice King, hija del líder de los derechos civiles de los afroamericanos, asesinado en 1968, Martin Luther King.

Según Rodríguez, los objetivos de esa movilización son activar a la comunidad de fe para "defender los valores" de los latinos; promover una reforma migratoria, y combatir las disparidades educativas que perjudican a los latinos. El activista llamó a la integridad de los indocumentados en la sociedad estadounidense.

La conferencia se organizó dos días después de que seis legisladores republicanos promovieran una iniciativa para negar la ciudadanía automática a los hijos de padres indocumentados nacidos en el país, un derecho instaurado en la 14.ª enmienda de la Constitución del país.

La iniciativa de los congresistas de Arizona, Georgia, Oklahoma, Pensilvania y Carolina del Sur prevé la creación de dos tipos de certificados de nacimiento: el primero para niños de ciudadanos y un segundo para niños de indocumentados.

Según los autores de este proyecto legislativo, muchos indocumentados se establecen en EE. UU. sólo para tener un hijo que se convierte automáticamente en ciudadano estadounidense.

Rodríguez tachó tal iniciativa de “moralmente reprensible”, que no resuelve la crisis de inmigración en el país y distancia a los republicanos de la comunidad latina.

El DREAM Act propuesto por el presidente Barack Obama fue bloqueado por el anterior Congreso. La iniciativa es parte de sus promesas electorales y pretende conceder la ciudadanía a los inmigrantes indocumentados que llegaron a EE. UU. antes de cumplir los 16 años de edad, han vivido en EE. UU. por más de 5 años y no cometieron delitos y si han llevado al menos dos años en la universidad o cumplen el servicio militar.

Ahora que los republicanos dominan el nuevo Congreso, son pocas las posibilidades de una solución consensuada a la reforma migratoria; por esta razón los cerca de 11 millones de inmigrantes tendrían que seguir esperando.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19