X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/6rr

Países americanos examinan riesgos de la energía atómica

Publicado: 16 mar 2011 18:57 GMT

A raíz de la catástrofe en la central nuclear japonesa de Fukushima, varios países americanos, al igual que otras naciones que tienen programas de explotación nuclear, se replantean la cuestión de la seguridad de la producción de energía atómica.

Países americanos examinan riesgos de la energía atómica
Países americanos examinan riesgos de la energía atómicaflickr.com / Leo.C.2010
Síguenos en Facebook

A raíz de la catástrofe en la central nuclear japonesa de Fukushima, varios países americanos, al igual que otras naciones que tienen programas de explotación nuclear, se replantean la cuestión de la seguridad de la producción de energía atómica.

En total, en el mundo actualmente funcionan 437 reactores nucleares repartidos en plantas en 30 países. En el continente americano el país que tiene más reactores es Estados Unidos (104, más uno en construcción), mientras seis reactores están en América Latina: en Argentina, Brasil y México.

En EE. UU. los últimos acontecimientos en Japón han renovado los debates sobre la seguridad de las centrales nucleares, especialmente aquellas situadas en zonas vulnerables a la actividad sísmica. La prensa local informó que los reguladores estadounidenses podrían examinar la planta nuclear del Cañón del Diablo en la zona costera de California.

Sin embargo, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sigue defendiendo la energía nuclear a pesar de la calamidad de Japón, informó The Washington Post. Obama, quien considera la energía nuclear una parte importante de la estrategia de la nación en el ámbito de la energía limpia, aseguró que las centrales nucleares estadounidenses están estrechamente monitoreadas y fueron diseñadas para resistir terremotos. Sin embargo, él mismo en otra ocasión subrayó, citado por EFE, que "nada es completamente seguro y nada es completamente peligroso" en cuanto a las fuentes de energía, al recordar el derrame de petróleo ocurrido en el golfo de México en 2010.

Al mismo tiempo, la situación japonesa también despertó debates acerca de la seguridad de la energía nuclear en Canadá, un país que dispone de cinco plantas nucleares. La Comisión Canadiense de Seguridad Nuclear (CNSC) afirma que los ciudadanos canadienses no deberían preocuparse. “Quisiéramos asegurar a los canadienses que las centrales nucleares situadas en Canadá son unas de las más seguras construcciones en el mundo”, indica un informe oficial de la organización. Según el documento, las instalaciones cuentan con dobles sistemas de seguridad previstas para el caso de un terremoto.

En México opera sólo una central nuclear —Laguna Verde— situada en el estado de Veracruz (en la costa del golfo de México), con dos reactores de uranio puestos a funcionar en 1990 y 1995, respectivamente. Estos días las dudas de la seguridad de las instalaciones han generado una fuerte crítica pública. Así, el Grupo Antinuclear Madres Veracruzanas sostiene que Veracruz podría padecer una devastación nuclear similar a la de Japón según publicó el rotativo Imágenes del Golfo. Las activistas explican que la central de Laguna Verde posee “las mismas características” que la de Fukushima, con un similar sistema de enfriamiento, entonces, si se produce un evento natural parecido, la planta podría sufrir problemas idénticos. A su vez, el presidente de la Comisión de Energía del país azteca, Francisco Labastida, aseguró citado por Terra.com.mx, que la planta es totalmente segura y hasta recordó que ha recibido reconocimientos internacionales por su buen manejo. Agregó que Laguna Verde no está localizada en una zona de riesgos sísmicos o de tsunami.

Argentina ya tiene en operación dos centrales nucleares, siendo Atucha I, construida en 1974, la primera instalación de su género en América Latina. Este año, en el país está prevista la inauguración de una tercera central nuclear, denominada Atucha II, situada cerca de la primera a unos 100 kilómetros de Buenos Aires. Las tres centrales emplean tecnología muy diferente de las utilizadas por EE. UU. y Japón: funcionan con uranio natural enriquecido. Los expertos locales aseguran que es “impensable” que las centrales argentinas colapsen debido a la posibilidad de terremoto nula o mínima en las zonas donde se ubican y la construcción que es bastante resistente contra este tipo de fenómenos naturales.

En cuanto a Brasil, el país tiene dos centrales nucleares, Angra I y Angra II, situadas en el litoral al sur del estado de Río de Janeiro, en Angra dos Reis. Actualmente está en construcción una tercera planta, Angra III, que según lo programado se pondrá en funcionamiento en 2015. Además, el Gobierno brasileño tiene planes de construír cuatro centrales nucleares más en varios lugares del país hasta 2030. Según informa EFE, el presidente del senado brasileño y aliado del Gobierno, el expresidente José Sarney, subrayó que después de lo ocurrido en Japón es necesario "parar un poco para pensar, porque aunque Brasil es un país en donde es baja la posibilidad de terremotos y tsunamis, la naturaleza tiene su propia voluntad". Según Sarney, pese a que el nivel de seguridad de las plantas nucleares brasileñas es considerado satisfactorio, es necesario que los científicos analicen nuevamente las posibles fallas y los puntos vulnerables.

A su vez, el Gobierno de Chile, un país propenso a una gran actividad sísmica (y que sufrió el año pasado uno de los mayores terremotos de la historia), negó la existencia de un plan para instalar plantas generadoras nucleares en el país. "No existe, en el mediano plazo, la intención de instalar centrales de ese tipo", aseguró el ministro de Energía y Minería, Laurence Golborne, citado por EFE. Golborne matizó, sin embargo, que el país, que no posee yacimientos de gas y petróleo, debe analizar "todas las opciones" para conformar una matriz energética sustentable en el largo plazo.

En varios otros países de la región que todavía no cuentan con centrales nucleares, sin embargo, anteriormente se estaban examinando las posibilidades de utilizar en el futuro este tipo de energía. En Uruguay, país que no tiene petróleo, en 2009 se creó una comisión formada por representantes de varios sectores para comenzar a analizar la conveniencia o no del uso de tecnología nuclear. En Perú, país con yacimientos de uranio, el último plan de política eléctrica 2010–2040 incluye por primera vez la posibilidad de desarrollo de centrales nucleares. Este mismo mes, el Instituto de Investigación para la Energía y el Desarrollo (Iedes) propuso construir una central nuclear conjuntamente con Brasil.

Mientras, el Gobierno de España, país que cuenta con seis centrales nucleares en explotación y ocho reactores operativos, ha encargado una revisión completa de todas las centrales nucleares del país, así como informes sobre el riesgo sísmico y de inundación, informó EFE citando al ministro de Industria del país, Miguel Sebastián. De forma prioritaria las revisiones se harán en la central nuclear de Cofrentes, una instalación similar a la de Fukushima, cuya vida útil se prorrogó diez años la víspera del terremoto de Japón.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias