Actualidad

Embajadora de EE.UU. abandona El Cairo por las protestas

Publicado:
Embajadora de EE.UU. en Egipto, Anne W. Patterson, dejó El Cairo en medio de las furiosas protestas a raíz de la difusión de una película antiislam producida en Estados Unidos.
Embajadora de EE.UU. abandona El Cairo por las protestas
La misión diplomática estadounidense en la capital egipcia fue evacuada por las manifestaciones y disturbios que continúan por cuarto día consecutivo. El presidente egipcio, Mohammed Morsi, dice que los musulmanes deben proteger las embajadas y la Policía ha bloqueado las calles circundantes a la delegación diplomática estadounidense.

Las tensiones siguen creciendo en El Cairo. La Policía en los vehículos blindados usa ampliamente gases lacrimógenos y balas de goma contra los manifestantes que, a su vez, lanzan piedras contra los agentes de seguridad. En una calle cercana a la embajada los manifestantes volcaron y quemaron un coche. En la plaza Tahrir se instalaron tiendas de campaña. Unos 250 de egipcios han resultado heridos en los disturbios y la Policía ha detenido a más que 40 personas bajo la acusación de ataques a agentes de seguridad y a la embajada de EE.UU. Los grupos islamistas han llamado a una manifestación pacífica "de millones" después de la oración tradicional del viernes.  
 
Una película blasfema para los musulmanes provocó ataques contra embajadas de EE.UU. en varios países. A los disturbios en Egipto, y que se propagaron a Libia, Irán, Túnez, Yemen, también se sumaron Líbano y Omán.

Los disturbios en la región estallaron este martes, cuando miles de personas se manifestaron ante la embajada estadounidense en El Cairo -frente la que se registran actualmente nuevos disturbios- para denunciar una película que consideran insultante en dirección a Mahoma. Pocas horas después, un grupo de islamistas armados atacó el consulado de EE. UU. en la ciudad libia de Bengasi, lo que costó la vida al embajador de EE.UU. y a otros tres funcionarios. Según Libia, determinados grupos pro-sharia estarían detrás de  la violencia.  
Covid19