X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/kPd

Tras el 'Vatileaks', la Santa Sede se suma al 'Gran Hermano'

Publicado: 3 dic 2012 07:53 GMT | Última actualización: 3 dic 2012 09:09 GMT

Tras el sonado escándalo de 'Vatileaks', los servicios de seguridad de la Santa Sede aumentaron las medidas de vigilancia sobre sus trabajadores con el fin de evitar que se repita un episodio similar.

PIER PAOLO CITOAFP
Síguenos en Facebook
Por ello, a partir de enero, todos los que trabajen en el Palacio Apostólico y la Secretaría de Estado deberán usar obligatoriamente una tarjeta provista de un microchip que controlará las horas de entrada y salida. Y no sólo se monitorizará la hora de acceso, sino que también se podrá conocer, en caso de que sea necesario, en qué lugar se encuentran ubicados exactamente los empleados del Vaticano, informa el diario italiano 'La Stampa'.

Las restricciones se extienden al uso de la fotocopiadora. Todo aquel que decida hacer fotocopias tendrá que rellenar un registro con el nombre de la persona encargada de hacerlas y especificando los documentos que serán copiados. 

“Incluso en la reducida comunidad familiar de Benedicto XVI habrá nuevas y más severas reglas, como la inaccesibilidad a la habitación de los secretarios particulares para evitar que se repitan las filtraciones”, señaló el rotativo.

Cabe recordar que, según la versión oficial sobre el caso 'Vatileaks', el ex mayordomo del Papa Benedicto XVI, Paolo Gabriele, condenado a un año y seis meses de arresto domiciliario, fue el único responsable de entregar documentos robados de la Santa Sede al periodista Gianluiggi Nuzzi, que publicó un controvertido libro sobre la presunta corrupción de la burocracia del Vaticano.

El otro condenado en el escándalo, en este caso por encubrimiento, fue el técnico informático Claudio Sciarpelletti. Según comunicó el Vaticano el sábado, Sciarpelletti renunció a apelar la sentencia de 2 meses de cárcel, condena que quedó en suspenso siempre y cuando no cometa otro delito.
 
En medio del gran escándalo por la presunta corrupción entre los máximos cargos eclesiásticos, las autoridades vaticanas se apresuraron a calificar el libro publicado como “criminal”. 

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias