X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback

Exorcismo: ¿una vía a la salvación o un rito místico medieval?

Publicado: 26 jun 2015 15:34 GMT | Última actualización: 5 ago 2015 15:59 GMT
Exorcismo: ¿una vía a la salvación o un rito místico medieval?
Exorcismo: ¿una vía a la salvación o un rito místico medieval? Jaime Saldarriaga / Reuters Reuters

Desde la Edad Media el desarrollo ha sido continuo, pero es en el siglo XX y XXI cuando el progreso científico-tecnológico ha sido tan rápido que cambió radicalmente la vida humana. A pesar del avance de la medicina, que ha dado últimamente un 'salto' más grande que en el resto de la historia, aún muchos buscan métodos alternativos para curarse. Uno de los más polémicos es el exorcismo. RT ha investigado el fenómeno para entender por qué miles aún acuden a él cuando la medicina resulta ineficaz.

Exorcismo: ¿una vía a la salvación o un rito místico medieval?
Exorcismo: ¿una vía a la salvación o un rito místico medieval?

Los actos de exorcismo no representan una práctica común en la Iglesia Ortodoxa Rusa. Se cree que solo se puede liberar a una persona de los demonios si quien oficia el rito se ha deshecho por completo de las pasiones humanas. Sin embargo, en Rusia hay cerca de dos docenas de sacerdotes que practican el exorcismo. La mayoría de ellos no lo hacen abiertamente: los necesitados acuden a ellos a través de amigos y conocidos. No obstante, el archimandrita Guerman Chesnokov realiza actos de exorcismo en masa y hasta tiene horario para sus ceremonias. Todos los que creen estar poseídos por demonios y otros necesitados pueden acudir a la catedral de San Pedro y San Pablo del monasterio de la Trinidad y San Sergio que se localiza la ciudad rusa de Sérguiev Posad, informa la revista 'Snob'.

¿Quién acude a estos sacerdotes?

El padre Guerman es una leyenda en Sérguiev Posad: desde la época soviética acuden a él los necesitados de varias ciudades rusas y hasta de otros países.

"De todas partes de Rusia vienen hacia nosotros con el objetivo de curarse las personas enfermas, poseídas por espíritus malignos y demonios. Se trata de un tipo especial de enfermedades: en la medicina se definen como 'enfermedades mentales', y en las prácticas multiseculares de la Iglesia Ortodoxa Rusa se tachan como 'maldición' y 'posesión demoníaca'. La posesión demoníaca significa un mayor daño mental: en estos casos se dice que el diablo entró en el corazón del hombre", explica el padre Guerman.

A Lev, un niño de seis años, le ha traído a la ceremonia del padre Guerman su madre. El niño no sabe hablar, solo berrea y ladra. Además, casi no duerme, no siente ningún dolor y no se calma en ningún momento: cae y comienza a rodar por el suelo, se lanza a la valla y empieza a subir. "No sé qué hacer con él", lamenta su madre. "El psiquiatra dice que Lev es absolutamente sano, pero basta solo con mirarlo… No puedo trabajar, tengo que estar todo el tiempo con él. Parece que no entiende y no siente nada. Puede hacerme daño y ni siquiera darse cuenta. Mi suegra me aconsejó traerlo aquí, es que ya no tengo otra esperanza. Hemos llegado de la ciudad de Yaroslavl", cuenta la mujer.

Además de los niños que, según los sacerdotes, sufren por los pecados de sus padres, los familiares llevan a la ceremonia de exorcismo del padre Guerman a sus parientes adultos que, según ellos, están poseídos porque oyen o ven a los malos espíritus o actúan de una manera agresiva. Otras personas vienen por su cuenta, debido a que se encuentran en una situación difícil, con la esperanza de encontrar el camino correcto.

¿Cómo es el exorcismo ortodoxo?

Para ayudar a estos enfermos a curarse el padre Guerman durante la ceremonia recita las antiguas oraciones que fueron redactadas por los santos padres del siglo IV especialmente para las personas enfermas. "El poder divino de estas oraciones es tan grande que si alguien quería hechizarle, le hizo una brujería o le maldijo, esas oraciones destruyen todas las maquinaciones demoníacas. Las oraciones atraen hacia ustedes la gracia de Dios", asegura el padre Guerman.

Además de rezar, el sacerdote unge a los enfermos con aceite santo, les rocía con el agua bendita de la Epifanía y les hace la señal de la cruz. Con ello, durante este acto "los demonios a veces se manifiestan hablando con voces inhumanas, croan y gruñen, gritan, luchan, lloran, agitan a los poseídos, obligándoles a hacer movimientos extraños. A veces traen a los enfermos encadenados de otras ciudades", cuenta el padre Guerman.

El comportamiento extraño de los poseídos ha sido captado algunas veces por las cámaras. En YouTube han sido publicados varios videos de esta índole. En estos fragmentos de documentales se ve a mujeres supuestamente poseídas por demonios.

El padre Guerman ayuda no solo a los poseídos que personalmente asisten a la ceremonia: en el sitio web especializado se puede encontrar la grabación del acta de exorcismo del padre Guerman hecha, según sus autores, bajo la bendición personal del fallecido Patriarca de Moscú y toda Rusia, Alejo II.

De acuerdo con el miembro de la Comisión de Fenómenos Anómalos de la Sociedad Geográfica de Rusia, Pável Gershunenko, el video tiene efectos beneficiosos sobre las personas poseídas que lo están mirando. Gershunenko cree que al ver la grabación se crea el efecto de coparticipación a lo que sucede en la pantalla, por lo cual el video funciona. Los sacerdotes este efecto lo perciben como otra prueba del poder de Dios. "Para Dios nada es imposible, no hay distancias ni fronteras", señala el arcipreste Alexéi Morozov. "La ciencia lo ha confirmado una vez más," concluye.

Evidencias de los feligreses

"A finales de los años 1990 fui a la ceremonia de exorcismo del padre Guerman cuatro veces", cuenta Nicolái Cogan, uno de los antiguos feligreses. "Vi durante la ceremonia varias cosas: muchas personas pensaban que los demonios salían de sus cuerpos y gritaban, y al acabar el acto se iban tranquilos. Algunas veces alguien empezaba a llorar y el padre Guerman se acercaba y le golpeaba ligeramente con la cruz en la frente", cuenta Nikolái. "La gente venía de todas partes de Rusia. Yo entonces era creyente y pasaba por un período muy difícil de mi vida, todo me salía mal. Y las ceremonias realmente me ayudaron. Yo salía del templo como si volara", sostiene el hombre.


"La Iglesia Ortodoxa Rusa no tiene una evaluación oficial de las prácticas exorcistas de los sacerdotes ortodoxos".
Vajtang Kipshidze, jefe del departamento de información analítica del departamento sinódico de información de la Iglesia Ortodoxa Rusa

"Sin embargo, ahora cuando lo recuerdo empiezo a pensar de que si uno está de pie durante dos o tres horas entre la multitud y en un lugar mal ventilado, y luego sale a la calle, no es de extrañar que se sienta aliviado. Pero de hecho las cosas me empezaron a ir mejor después de esos actos de exorcismo", otra vez reconoce Nikolái. "Tal vez yo mismo me predispusiera para ello. Después aconsejé a unos conocidos llevar al templo a un alcohólico para curarlo, pero el hombre no dejó de beber", concluye.

¿Cómo percibe la Iglesia Ortodoxa Rusa las prácticas de exorcismo?

"La Iglesia Ortodoxa Rusa no tiene una evaluación oficial de las prácticas exorcistas de los sacerdotes ortodoxos", dice Vajtang Kipshidze, jefe del departamento de información analítica del departamento sinódico de información de la Iglesia Ortodoxa Rusa. "No se trata de una cuestión de la constitución política del Estado o del aborto para presentar una postura concreta", explica.

Mientras tanto, el padre Guerman lleva ya 30 años realizando sus actos masivos de exorcismo, según el vicario del monasterio de la Trinidad y San Sergio, padre Pável. "Fue bendecido para ello por el patriarca. —añade el sacerdote— Después de ello, al archimandrita acuden sin parar un sinfín de visitantes".

El exorcismo en la Iglesia Católica

A diferencia de la Iglesia Ortodoxa Rusa, el Vaticano oficialmente aprobó la práctica del exorcismo en julio del 2014. Además, la Iglesia Católica ha reconocido a la Asociación Internacional de Exorcistas, fundada en 1990 por el sacerdote italiano Gabriele Amorth. A pesar de que originalmente la organización era de tipo 'cerrado', actualmente ya cuenta con más de 250 miembros de 30 países que operan por todo el mundo.

SEPA MÁS: El Vaticano reconoce jurídicamente a la Asociación Internacional de Exorcistas

El presidente de la asociación, Francesco Bamonte, aplaudió la decisión del Vaticano y la calificó de suma importancia. "El exorcismo es una forma de caridad, que beneficia a la gente que sufre, es sin duda un ejercicio de misericordia corporal y espiritual", aseguró el sacerdote italiano.

Con ello, ya antes del reconocimiento oficial del Vaticano, el padre Francesco Bamonte, declaró que no había suficientes exorcistas para asistir a la elevada cifra de personas que están poseídas. "Los pocos exorcistas que tenemos en las diócesis a menudo no son capaces de manejar la enorme cantidad de solicitudes de ayuda", señaló Bamonte. Por esta razón las diócesis de Italia y España empezaron a aumentar el número de sacerdotes entrenados para realizar exorcismos con el objetivo de atender a las crecientes "demandas de ayuda" para liberar a la gente del diablo.

Así, a principios del 2014 la diócesis de Milán designó a siete nuevos exorcistas y la Iglesia Católica en Cerdeña envió a tres sacerdotes a Roma para recibir formación especializada para hacer frente al creciente número de personas que participan en prácticas como magia negra, paganismo y ritos satánicos. Mientras tanto, el Arzobispado de Madrid (España) también estaba estudiando formar a sacerdotes exorcistas para combatir el "aumento sin precedentes" de los casos de "posesión demoníaca".

SEPA MÁSEl arzobispado de Madrid quiere formar exorcistas para cubrir la gran demanda de poseídos 


Asimismo, aumentar el número de sacerdotes que pueden realizar exorcismos forma parte de los esfuerzos de la Iglesia por reducir y mantener bajo control el número de 'falsos exorcistas' que realizan estas prácticas de manera "no autorizada".

LEA TAMBIÉN: La Iglesia Católica instruye a más sacerdotes exorcistas para "ayudar a los posesos"

El papel del papa Francisco

Cabe señalar que el Sumo Pontífice Francisco, quien se encargó de oficializar la práctica del exorcismo, ha insistido reiteradamente en la necesidad de combatir al diablo y los demonios. Asimismo, el papa expresó su apoyo a cerca de 300 representantes de la Asociación Internacional de Exorcistas de diversas partes del mundo que se reunieron en Roma entre el 20 y el 25 de octubre de 2014 para analizar la difusión y las consecuencias del ocultismo y el satanismo.

El pontífice envió un mensaje a Francesco Bamonte pidiendo a los miembros de la AIE que "en el particular ministerio ejercitado" y "en comunión con los propios obispos", manifiesten "el amor y la acogida de la Iglesia hacia quienes sufren a causa de las acciones del maligno".   

Sin embargo, la postura del papa hacia el exorcismo, motivó que varios críticos le acusaran del resurgimiento de ritos místicos medievales. Algunos especialistas en religiones, sacerdotes y medios subrayan que el papa Francisco no solo presta más atención a satán en sus sermones en comparación con sus predecesores, sino que también busca el modo de restablecer la imagen del diablo como un ser sobrenatural que dirige las fuerzas del mal. 

Asimismo, resultó polémico el reportaje del canal televisivo TV 2000, propiedad de la Conferencia Episcopal italiana, que mostró un video grabado el 19 de mayo de 2013 donde el Sumo Pontífice pone sus dos manos sobre la cabeza de un hombre que está en una silla de ruedas. En pocos instantes el cuerpo del joven se agita durante unos segundos.

Los periodistas se apresuraron a declarar que el papa Francisco había practicado un exorcismo. Además, el hombre, un mexicano de 43 años, en varias entrevistas posteriores al suceso afirmó que estaba poseído por cuatro demonios. No obstante, el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, aseguró que el papa Francisco simplemente rezó por la salud del joven discapacitado, como lo hace siempre que se encuentra con personas enfermas.

SEPA MÁS Vaticano: El papa Francisco no exorcizó a un joven

¿Qué piensan del exorcismo los médicos?

"Antes de los siglos XVIII-XIX había muchas personas a las que llamaban 'poseídas'", cuenta el psiquiatra ruso Viacheslav Tarásov. "Pero después de este período comenzó a desarrollarse activamente la ciencia de la psiquiatría, y cuanto más se desarrollaba, tanto se reducía el número de 'poseídos'. Las personas que creían estar poseídas simplemente sufrían alucinaciones", explica el médico.

"Por ejemplo, para la epilepsia enmascarada son muy comunes las visiones de carácter místico y religioso. Sobre todo si una persona se crió en una familia de creyentes y desde la infancia escuchó conversaciones correspondientes. Y si una persona sufre esquizofrenia puede 'escuchar', cómo le habla el diablo y lo empuja a realizar hechos terribles", asegura el psiquiatra.


"Para la epilepsia enmascarada son muy comunes las visiones de carácter místico y religioso".
Viacheslav Tarásov, psiquiatra ruso

"La enfermedad más común entre los 'poseídos' es la histeria. También puede ir acompañada de una sensación de comunicación con Dios o el diablo. Se trata de una enfermedad grave que requiere medicación. Quienes más la sufren son las niñas adolescentes y mujeres de edad avanzada. Tal vez justamente ellas vienen a las ceremonias del exorcismo y piensan que están poseídas por algo", sugiere Tarásov. Además, el médico destaca que los actos masivos de exorcismo pueden ser peligrosos hasta para una persona completamente sana. "Después de todo, si nos introducen en un grupo de personas que sufren alucinaciones, es muy probable que también empecemos a verlas", concluye el médico.

¿Exorcismo, liberación hasta la muerte?

No es un secreto que el rito del exorcismo a veces tiene un final trágico: la muerte de la persona supuestamente poseída. Uno de los casos más recientes ocurrió el pasado mes de abril en Dallas (EE.UU.), donde Araceli Meza, pastora hispana de la Iglesia Internacional Jesús es el Rey, dejó morir a niño de dos años "para liberarle del demonio", informa AP.

Según la Policía local, la pastora con consentimiento de los padres del bebé no le dio al menor comida por, aproximadamente, 25 días, solo un poco de agua, lo que provocó la muerte del niño. Al día siguiente del fallecimiento del bebé, la pastora, quien se autodenomina profeta, intentó de resucitar al niño. Sin embargo, fracasó. La Policía está investigando el caso.

En mayo pasado una mujer vecina de la localidad de Douar Beni Salah, en el norte de Marruecos y madre de ocho hijos, murió después de ser golpeada repetidamente con palos por un exorcista local. La mujer, que tenía 40 años, participó en una especie de ceremonial religioso creyendo que su enfermedad mental se debía a los malos espíritus. La familia de la fallecida también se mostró convencida de que ella estaba poseída por los demonios.

SEPA MÁS: Matan a palos a una mujer marroquí en una sesión de exorcismo

El caso más famoso de muerte tras un exorcismo es el de Anneliese Michel, en 1976. Esta muchacha alemana tras ser diagnosticada con epilepsia del lóbulo temporal, y posteriormente con esquizofrenia, fue sometida a tratamiento psiquiátrico y finalmente a un exorcismo, que fue realizado con su propio consentimiento y el de sus padres que estaban convencidos de que estaba poseída por el diablo.

Fueron realizadas 67 ceremonias de exorcismo en 10 meses: se llevaban a cabo una o dos veces a la semana y duraban hasta cuatro horas. 42 ceremonias fueron captadas por una cámara y más tarde presentadas en el juzgado en el caso abierto por la muerte de Michel. Como demostró la autopsia, la muerte de Michel no fue causada directamente por el exorcismo. En algún momento decidió que su muerte era inminente y voluntariamente se negó a comer y beber. Según el juez del caso, su muerte podría haberse evitado al empezar el tratamiento adecuado incluso 10 días antes de que falleciera.

Su historia ha sido inmortalizada en dos películas 'El exorcismo de Emily Rose' y 'Réquiem (El exorcismo de Micaela)'. Además, existen varios libros que analizan el estado de Michel.

Exorcismo en América Latina

Si antes de la aprobación por parte del Vaticano el exorcismo en América Latina con mucha frecuencia se llevaba a cabo por las personas que ni siquiera tenían una dignidad eclesiástica y hasta "heredaban su don de sus padres", actualmente de estos ritos religiosos se ocupan mayoritariamente los sacerdotes locales. Así , Flavio Calle Zapata, arzobispo de Ibagué (Colombia), el 9 de noviembre pasado llevó a cabo una serie de plegarias para pedir una bendición especial para el Departamento de Tolima, que cuenta con la tasa más alta de suicidios del país a causa de la violencia que castiga a la región.

"Se trata de una oración especial, diríamos de exorcismo, para que se tome al Tolima como morada del bien y no del maligno", dijo el arzobispo. Zapata señaló que los sacerdotes practicaron lo que se conoce como 'el exorcismo del papa León XIII', una oración a San Miguel arcángel, "que anteriormente se hacía y que por dejarlo de hacer surge la invasión del mal en el región". 

SEPA MÁS: ¡Qué demonios! El exorcismo se populariza en Colombia

En mayo pasado un grupo de arzobispos católicos mexicanos realizó en San Luis Potosí el primer exorcismo, cuyo objetivo era "expulsar al maligno" de toda una nación y no de una persona en particular. Según el obispo de San Luis Potosí, Carlos Cabrero, el mal "entró a México" después de que se legalizara el aborto en México D.F., algo que él caracteriza como "una falta inmensa, porque legaliza los homicidios".

LEA TAMBIÉN: "El demonio entró a México con la legalización del aborto"

A su vez, el papa Francisco opinó que los recientes incidentes de violencia en México son parte de un castigo del diablo por el fervor religioso que el país ha mostrado a la Virgen de Guadalupe. "Usted va a encontrar a mexicanos católicos, no católicos, ateos, pero todos guadalupanos", ha expresado. "Yo creo que el diablo le pasó la boleta histórica a México, ¿no? Y por eso todas estas cosas", concluyó el Sumo Pontífice.

SEPA MÁS Papa Francisco: La violencia en México se debe a que lo castiga el diablo

El diario 'La Razón' de Bolivia, en septiembre pasado, presenció una sesión de exorcismo en una capilla de Cochabamba oficiada por el padre Miguel Manzanera. El sacerdote, que tiene el permiso del Arzobispado de Cochabamba para exorcizar, aseguró que en 36 años había conjurado demonios en al menos 20 personas.

En abril del 2014 el obispo Alejandro Goig de la Diócesis de Rancagua (ciudad chilena de 240.000 habitantes) por primera vez designó al primer exorcista estable: el padre Luis Escobar. Al sacerdote acuden las personas que sienten que son acosadas o dañadas de manera especial por el demonio, o implicadas en el mundo de las sectas y la brujería.

Exorcismo en España

El pasado mes de marzo un juzgado de la ciudad española de Burgos ordenó el arresto del exorcista oficial del Arzobispado de Valladolid, Jesús Hernández Sahagún, por haber practicado 13 ritos de exorcismo a una adolescente. En el momento de los hechos imputados (que datan del 2012) la joven –que, según un diagnóstico médico, padecía "sintomatología compatible con anorexia"– tenía 16 años.

Invitar al presbítero exorcista fue decisión de sus padres, que estaban convencidos de que estaba poseída por el diablo. Según reveló la investigación judicial, durante los ritos la menor fue atada con un crucifijo colocado sobre su cabeza.

Exorcismo en el resto del mundo

El cura Tomas Wieczorek, de 37 años de edad, realizó una sesión de exorcismo masivo con niños en un campo religioso en la ciudad polaca de Gryfice. En presencia de unos 1.000 alumnos de escuelas locales que llegaron al campo, Wieczorek llamó a varios de ellos a una escena improvisada y empezó a pasar entre ellos, tocando sus frentes con la mano y repitiendo: "Espíritu Santo, ven. Espíritu Santo, ven".

Algunos de los niños se pusieron histéricos, otros incluso perdieron la conciencia. Cuando sus compañeros intentaron acercarse para ayudarles, el cura se lo impidió, diciendo que "Dios está entrando a sus almas, expulsando al diablo". Los padres al enterarse del suceso lo denunciaron ante la Policía.

SEPA MÁS: Un cura polaco realiza exorcismo masivo con niños

Thomas O'Brien, un médico de familia de Staffordshire, Reino Unido, persuadió a una mujer gravemente enferma y con tendencias suicidas para que dejara su tratamiento y se sometiera a un exorcismo, ya que estaba poseída por el diablo. El médico aseguró a la enferma que "Dios debe ser el cirujano" y le aconsejó que dejara de tomar antidepresivos y la medicación para la presión arterial.

O'Brien y su esposa organizaron un encuentro entre la mujer y un sacerdote local, que se ofreció a exorcizarla, y la enferma se sometió al procedimiento. El caso quedó al descubierto cuando la mujer finalmente relató lo sucedido a su psiquiatra, quien lo denunció de inmediato ante el Consejo Médico General.

LEA MÁS: "Dios es tu cirujano": un médico cristiano realizó el exorcismo sobre una madre suicida enferma

¿Qué opina sobre el exorcismo?

El mundo actual cada día goza de más descubrimientos innovadores en el campo de la medicina y la tecnología, no obstante todavía muchas personas con el fin de curar sus dolencias acuden a sacerdotes que practican el exorcismo.

____________________________________________________

En la elaboración de este artículo se han utilizado los archivos multimedia de Reuters / Jaime Saldarriaga.
Gisela Marulanda, de 23 años, que dice estar poseída por espíritus, participa en un ritual de exorcismo realizado por Hermes Cifuentes en La Cumbre y Philippe Halsman 'Dali Atomicus' (fotografía de dominio público).

Preparado por Irina Furtula
Diseño de Iván Sérbinov

Últimas noticias