Actualidad

Un buque de guerra estadounidense "destruyó inmediatamente" un dron iraní en el estrecho de Ormuz

Publicado:
Según el presidente de EE.UU., Donald Trump, la aeronave no tripulada se acercó a menos de un kilómetro del barco.

Un buque de guerra estadounidense derribó un dron de Irán este 18 de julio en el estrecho de Ormuz, a la entrada del golfo Pérsico, según declaró el presidente de EE.UU., Donald Trump, y confirmó el Departamento de Defensa norteamericano.

De acuerdo con el mandatario, la aeronave no tripulada se acercó a menos de un kilómetro del barco de asalto anfibio USS Boxer "ignorando múltiples advertencias" estadounidenses antes de ser "inmediatamente destruida" por ese buque.

"El Boxer tomó una acción defensiva contra un avión no tripulado iraní que volaba a una distancia muy cercana, aproximadamente 1.000 yardas [914 metros]", aseveró Trump, asegurando que el avión estaba "amenazando la seguridad del barco y de su tripulación".

"No tenemos ninguna información"

El Pentágono poco después reiteró que esta operación correspondió a una "acción defensiva". "Un sistema aéreo no tripulado de ala fija se acercó al Boxer volando dentro de una distancia amenazante", indicó el portavoz militar Jonathan Hoffman citado por Reuters, sin especificar a quién pertenecía el dron.

Poco después se pronunció el ministro de Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif. "No tenemos ninguna información sobre la pérdida de un dron hoy", aseveró el canciller iraní ante periodistas.

Por su parte, el portavoz del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas iraníes, el general de brigada Abolfazl Shekarchi, ha negado este 19 de julio que EE.UU. haya derribado un avión no tripulado iraní en el estrecho de Ormuz.

"No hemos perdido ningún dron en el estrecho de Ormuz ni en ningún otro lugar", aseveró también a través de Twitter el viceministro de Exteriores iraní, Seyed Abbas Araqchi. "¡Temo que el USS Boxer haya derribado su propia aeronave no tripulada por error!", añadió.

La declaración del inquilino de la Casa Blanca se produce semanas después de que la República Islámica derribara un dron norteamericano de vigilancia en esa misma zona.

"Esta es la última de muchas acciones provocativas y hostiles de Irán contra los buques que operan en aguas internacionales", aseveró el presidente estadounidense, subrayando que su país "se reserva el derecho de defender" sus intereses y haciendo un llamado a otras naciones a proteger de igual forma los suyos.

Incautación de un buque petrolero

El pasado domingo, un petrolero de bandera panameña con 12 tripulantes a bordo fue detenido por los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria de Irán en aguas del golfo Pérsico, proveniente de Emiratos Árabes Unidos.

De acuerdo con esas fuerzas iraníes, la medida fue tomada porque dicha nave —la misma que fue remolcada ese mismo día tras emitir una señal de socorro— estaba efectuando contrabando de un millón de litros de combustible.

Según Reuters, este jueves Trump exigió a Irán la liberación inmediata de ese buque, y desde el mando militar estadounidense en la región afirmaron que trabajarán "agresivamente" para garantizar la libre navegación a través de ese estrecho.

Derribo del RQ-4 norteamericano

El pasado 19 de junio, un RQ-4 Global Hawk fue derribado por Irán sobre el estrecho de Ormuz mientras ese dron, según Teherán, volaba en el espacio aéreo iraní. EE.UU. afirma que en ningún punto de su trayecto la aeronave salió del espacio aéreo internacional.

Trump seguidamente afirmó que su país se dispuso a atacar a la República Islámica pero detuvo esa operación a pocos minutos de su arranque. Desde Teherán afirmaron haber sido notificados de una posible respuesta militar de Washington, y advirtieron que tal operación sería considerada como "el comienzo de la guerra".

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT