Actualidad

Combate a la corrupción, migración y la crítica al neoliberalismo: los mensajes de López Obrador en su primer informe de Gobierno

Publicado:
"Si me piden que exprese en una frase cuál es el plan del nuevo Gobierno: acabar con la corrupción y con la impunidad", espetó el presidente mexicano a los pocos minutos de haber arrancado su mensaje.

A 9 meses de haber asumido la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, rinde su Primer Informe de Gobierno este 1 de septiembre, fecha en que viene realizándose desde el siglo pasado.

En la ceremonia, iniciada a las 11:00 horas (local), el mandatario mexicano exhibió el documento del informe de Gobierno mientras recibía los aplausos de los cerca de 500 invitados, que comenzaron a llegar desde temprana hora al Palacio Nacional, la sede del Ejecutivo en el centro histórico de Ciudad de México.

Fiel a su discurso de campaña y de Gobierno, López Obrador recordó que el plan de su Administración es acabar con la corrupción y la impunidad. "Si me piden que exprese en una frase cuál es el plan del nuevo Gobierno: Acabar con la corrupción y con la impunidad", espetó a los pocos minutos de haber arrancado su mensaje.

López Obrador también habló del fracaso de la política neoliberal, una de sus banderas a lo largo de su carrera política,

"Pasar por alto la simple acumulación de la riqueza sin procurar su equitativa distribución, produce desigualdad y graves problemas sociales, nuestra propuesta es convertir la austeridad en forma de vida y de Gobierno. Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes y esa es la causa de la inseguridad y la violencia que padecemos", expresó.

"Desactivar el fenómeno migratorio"

Asimismo, habló de la relación diplomática con EE.UU. en la búsqueda de soluciones a problemas comunes, como "fenómenos migratorios y las expresiones de la delincuencia transnacional, como el tráfico de personas, trasiego de armas, drogas ilícitas y divisas."

López Obrador resaltó que junto a EE.UU. y los países que conforman el llamado Triángulo del Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) su Gobierno trabaja en la construcción de mecanismos de reactivación económica y desarrollo "para desactivar el fenómeno migratorio, el propósito es llegar a que todas las persona puedan trabajar y tener bienestar en los lugares donde nacieron o residen y que no se vean en la necesidad de abandonarlos por hambre o miseria."

Recordó que la actual Administración logró "superar en el mes de julio la amenaza de imponer aranceles y una posible crisis económica y política mediante un acuerdo migratorio, que nos obliga a ser más estrictos en la aplicación de la leyes en la materia sin violar derechos humanos."

México–EE.UU.

El actual Gobierno federal defenderá a los mexicanos en EE.UU. con "respeto a la soberanía del país vecino y con todos los instrumentos legales a su alcance", afirmó López Obrador al tiempo que volvió a exigir un "severo castigo" al responsable del tiroteo en El Paso, Texas, que el pasado 3 de agosto dejó un saldo de 22 personas muertas y 24 heridas.

Resaltó que México es el principal socio comercial de EE.UU. y confió en que se apruebe el acuerdo comercial entre México, Canadá y EE.UU. (T-MEC), que sustituye al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), suscrito hace 25 años y que falta de ser ratificado por el Congreso estadounidense.

Estados Unidos importó en el primer trimestre de 2019 mercancías por un valor de 86.629 millones de dólares provenientes de México, lo que representa el 13.72 % del total de las compras estadounidenses y exportó bienes por un valor de 63.953 millones de dólares durante el mismo periodo, de acuerdo con datos de la Oficina de Censos de EE.UU. En el caso de las exportaciones, EE.UU. envío a México el 15.33 % del total de sus envíos.

Economía e inversión

López Obrador reconoció que la economía mexicana ha crecido poco, aunque destacó que no hay recesión y que el peso se ha mantenido estables. "El peso ha resistido fuertes presiones externas, se ha mantenido estable con relación al dólar", declaró.

Sobre el combate al robo de combustible, una controvertida medida arrancada al principio de su Administración –en diciembre de 2018-, el presidente mexicano informó que se ha reducido en 94 %, lo que permitirá al Gobierno recuperar 50.000 millones de pesos (2.491 millones de dólares) este año.

Enfatizó que en los primeros nueve meses del año, se han ahorrado 145.000 millones de pesos (7.225 millones de dólares) en las compras del Gobierno y anunció que su Administración buscará impulsar la economía a través del fomento de la participación de la iniciativa privada y la captación de inversión extranjera.

En este sentido, López Obrador agradeció al magnate mexicano Carlos Slim y a otros destacados hombre de negocios de colaborar con su Gobierno, en específico sobre un acuerdo dado a conocer el pasado 27 de agosto entre el Gobierno y empresas del sector energético para modificar las condiciones de contratos de transportación de gas, firmados en la pasada Administración de Enrique Peña Nieto.

El gobernante anunció que en octubre se iniciarán  las gestiones necesarias para llevar internet a 166.000 comunidades marginadas del país, para lo cual en junio pasado invitó al director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, a sumarse al proyecto.

Llamado al Congreso

En el arranque, el mandatario mexicano recordó que su Gobierno está trabajando por la verdadera transformación del país, algo que se le ha escuchado en sus diversos discursos a lo largo del país, y enfatizó que se "está transitando hacia una verdadera democracia." 

Asimismo, exhortó al Congreso mexicano, que inicia este día el segundo año de ejercicio de la LXIV Legislatura, a aprobar reformas a la ley para la revocación de mandato, a "quitarle trabas a la consulta popular y a cancelar el fuero a los servidores públicos".

Combate a la inseguridad

Casi al finalizar su ponencia, el presidente mexicano admitió que México continúa atravesando una crisis de inseguridad y violencia, de la cual responsabilizó a "la mala estrategia" de los gobiernos anteriores, pero resaltó que ya no hay "razias" ni masacres. "El Estado ha dejado de ser el principal violador de los derechos humanos", dijo.

Agradeció, como lo ha venido haciendo por meses, al Ejército y la Guardia Nacional  por sus labores de seguridad y asumió como principal desafío de su Gobierno acabar con la violencia que se vive en México, a unos días de que se registrara un enfrentamiento armado entre pobladores y presuntos miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación en el estado mexicano de Michoacán (sur-oeste), que dejó un saldo de 9 personas muertas y 11 heridas, así como una masacre en un bar del estado de Veracruz, donde murieron 30 personas.

Al tres gritos de ¡Viva México! y seguido del himno nacional mexicano, López Obrador concluyó su discurso tras una hora con 40 minutos.

Entre apoyo y protestas

El mensaje del presidente mexicano no se emitió en cadena nacional, como sucedía en otros sexenios, y solo se pudo seguir por redes sociales oficiales, donde miles de personas lo siguieron, con base en cifras de las propias plataformas.

En lo que va de su gestión presentó un primer informe al cumplir 100 días de Gobierno y un segundo cuando se conmemoró un año de su triunfo en las urnas, el 1 de julio.

Al acto de este 1 de septiembre, también acudieron ciudadanos a manifestarle apoyo, pero también quienes realizaron protestas. Durante la transmisión del mensaje de López Obrador era posible escuchar a algunos de los manifestantes al exterior del Palacio Nacional.

Al terminar el informe de López Obrador, organizaciones sociales pidieron la renuncia de López Obrador en una protesta convocada en los monumentos a la Revolución y la columna de el Ángel de la Independencia, en el centro de Ciudad de México.

Desde hace unos días, a través de redes sociales el Gobierno federal ha estado emitiendo mensajes sobre las acciones emprendidas por la Administración de López Obrador.

A las 17:00 horas (local), la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, hará la entrega del documento al Congreso mexicano.

Hasta el año 2000, cuando Vicente Fox asumió la presidencia de México, los presidentes dejaron de acudir a las instalaciones del Congreso de la Unión a rendir su informe.

RT