Actualidad

Dos bloques enfrentados y crispación política: 5 puntos para entender las elecciones más polarizadas de la Comunidad de Madrid

Publicado:
Seis partidos tienen posibilidad de obtener representación parlamentaria en unos comicios marcados por las amenazas de muerte que han recibido media docena de políticos.

Este martes se celebran los comicios regionales para elegir el nuevo Parlamento de la Comunidad de Madrid, encargado a su vez de decidir al nuevo mandatario de la región. La actual presidenta, Isabel Díaz Ayuso, convocó elecciones anticipadas antes de llegar al ecuador de la legislatura, aduciendo el temor de que presentaran una moción de censura contra su Ejecutivo.

El nuevo Gobierno que salga de las urnas solo tendrá por delante dos años, pues la convocatoria anticipada no interrumpe la legislatura, por lo que finalizará, de todos modos, en 2023.

1- ¿Quiénes son los candidatos?

En estos comicios se presentan una veintena de partidos políticos, aunque son solamente seis los que tienen posibilidad de obtener representación parlamentaria, si superan la barrera del 5 % de los votos

  • Ángel Gabilondo: Partido Socialista (PSOE)

Fue el partido más votado en la anterior cita con las urnas, aunque no obtuvo los apoyos parlamentarios necesarios para gobernar. Su cabeza de lista es catedrático de Filosofía y fue ministro de Educación en el segundo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, desde donde intentó impulsar una pacto por la educación.

De carácter tranquilo, educado y afable, es el verso suelto en una campaña que se ha caracterizado por las turbulencias dialécticas y por los enfrentamientos entre candidatos.

  • Isabel Díaz Ayuso: Partido Popular (PP)

Díaz Ayuso era una desconocida cuando se convirtió en la apuesta personal del líder del PP, Pablo Casado, para las elecciones madrileñas de 2019. A pesar de sacar los peores resultados de su formación en esta región desde 1983, consiguió formar Gobierno gracias al apoyo de Ciudadanos, que entró en el ejecutivo, y Vox.

Su figura ha sido foco de críticas y carne de meme en Internet por sus extravagantes declaraciones. Durante los últimos días ha centrado su discurso en exaltar el tipo de vida "a la madrileña", centrado sobre todo en la posibilidad de tomarse una cerveza en un establecimiento hostelero. 

  • Edmundo Bal: Ciudadanos (Cs)

Bal se estrena como candidato de su formación. Ciudadanos logró casi el 20 % de los votos y 26 diputados en 2019, pero ahora se especula sobre si logrará obtener representación.

Con Ignacio Aguado como candidato entró en el Gobierno de Díaz Ayuso, con quien ha tenido tensiones constantes hasta que la presidenta disolvió la Cámara regional y convocó los comicios. A pesar de ello, Bal ha repetido, cada vez que le han preguntado, que volverá a apoyar a Díaz Ayuso.

  • Mónica García: Más Madrid (MM)

Con solo dos años de existencia, Más Madrid debutó en la política regional con un magnífico resultado, casi el 15 % de los votos, marca que ahora aspira a superar.

Es situado a la izquierda del Partido Socialista, aunque más moderado en sus posturas que Unidas Podemos. Su candidata, doctora anestesista, ha sido la cara visible de la oposición regional a Díaz Ayuso, destacando sus intervenciones parlamentarias sobre la gestión de la pandemia.

  • Rocío Monasterio: Vox

El partido de ultraderecha también obtuvo representación por primera vez en los comicios de 2019 y durante las últimas semanas se ha volcado en hacer campaña tanto por su propia candidata como por la candidata popular. Desde el principio han anunciado que la apoyarán si suman para gobernar.

Su candidata es arquitecta y ha sido la figura más polémica durante la campaña, destacando por sus ataques, incluyendo insultos, a sus adversarios.

  • Pablo Iglesias: Unidas Podemos (UP)

Pablo Iglesias revitalizó la campaña electoral, incluso antes de que comenzara, al anunciar que abandonaba su cargo de vicepresidente segundo del Gobierno de Pedro Sánchez para presentarse como candidato en Madrid.

Con su presencia parece que su formación ha conjurado el peligro que le sobrevolaba de no alcanzar el 5 % y quedarse fuera de la Asamblea madrileña.

2- ¿Cuáles serán los pactos?

Aunque al principio de la campaña se barajaban algunas otras opciones, el devenir de las últimas semanas ha configurado un escenario de bloques. Por un lado, las formaciones conservadoras: Partido Popular, Ciudadanos y Vox. Por otro lado, las progresistas: Partido Socialista, Más Madrid y Unidas Podemos.

El bloque que logre el mayor peso al final de esta jornada formará Gobierno, como ya han anunciado todos los implicados. Aún está por ver bajo qué fórmula, si se asistirá a algún tipo de tripartito o a un Ejecutivo bicolor apoyado desde fuera por otra formación.

La participación de la ciudadanía es una de las incógnitas. Para empezar, hace décadas que no se celebran comicios en Madrid un día laborable, y se estima que una parte de la clase trabajadora, o de quienes tienen que atender a niños que esta jornada se han quedado sin colegio, puedan experimentar problemas para ejercer su derecho al voto.

Por otro lado, la demografía electoral funciona en Madrid de una forma diferente a la del resto del país, donde una alta movilización favorece a la izquierda y una gran abstención a la derecha.

3- Elecciones ¿regionales?

Estas elecciones a la Comunidad de Madrid se han desarrollado absolutamente en clave nacional. Desde la configuración de los bloques ideológicos, igual a la que existe en el Congreso de los Diputados, hasta la omnipresencia de las noticias sobre la campaña y de todos los candidatos en medios de comunicación de ámbito estatal.

También a nivel dialectal la confrontación ha ido más allá de las políticas que incumben a los madrileños, y desde formaciones como el PP se ha interpelado directamente al Gobierno de Sánchez o se han confrontado propuestas con las medidas implementadas a nivel nacional.

4- Los temas de la campaña

Los dos grandes temas sobre la mesa han sido lanzados por cada uno de los dos bloques.

  • Comunismo o libertad

'Comunismo o libertad' fue el lema lanzado por Isabel Díaz Ayuso nada más proceder a la convocatoria electoral. Su eje, al que se ha sumado Vox, gira en torno a la idea de que Madrid es la región más libre de España en el contexto de las medidas restrictivas tomadas para frenar la pandemia de coronavirus.

Lo cierto es que esta región ha tomado las medidas más laxas, manteniendo abierta desde el pasado verano la restauración, tanto en interior como en exterior, por poner un ejemplo. Sin embargo, en el otro lado de la balanza se encuentran los datos epidemiológicos que evidencian que Madrid es la segunda región con más muertos cada 100.000 habitantes del país y la primera en número de pacientes ingresados en UCI por Covid-19.

  • Fascismo o democracia

Cómo réplica al slogan anterior, surgió 'fascismo o democracia', utilizado por los partidos progresistas. Durante toda la campaña han esgrimido la idea de que lo que está en juego en estos comicios es el propio concepto de democracia, de Estado de derecho y de igualdad de oportunidades para la ciudadanía.

Los mensajes lanzados por Vox, y en menor medida por el PP, han sido especialmente útiles para ilustrar las amenazas que denuncian desde partidos como UP. Vox ha seguido la estrategia trumpiana señalando a los niños migrantes y a sectores vulnerables de la población, ha puesto en duda la 'limpieza' del proceso electoral y, en las últimas jornadas, ha insistido en que se va a llevar a cabo un fraude en el voto por correo.

5- La campaña más crispada

La crispación que han manifestado los líderes políticos se está trasladando a una parte de la población con unas consecuencias inéditas en la vida política española de los últimos lustros.

Durante las últimas dos semanas se han sucedido una avalancha de amenazas por carta a distintas personalidades políticas. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; el candidato de UP, Pablo Iglesias; y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, fueron los primeros en recibir sobres con amenazas explícitas acompañadas de munición real.

Posteriormente la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, recibió en la sede de su departamento, un envío con una navaja ensangrentada; los servicios de Correos interceptaron en Barcelona otra misiva amenazante dirigida a Díaz Ayuso; y también en Correos intervinieron nuevas amenazas dirigidas a Gámez e Iglesias.

La tibieza de las condenas a estas intimidaciones hizo saltar por los aires la campaña electoral. Solo se ha celebrado un debate televisado con los seis candidatos principales. El segundo, que ya no contaba con la presencia de Díaz Ayuso, que declinó asistir, se suspendió tras el abandono del estudio de los tres candidatos de izquierda. Desde entonces Partido Socialista, Más Madrid y UP se negaron a debatir con la representante de Vox y elevaron la intensidad de su campaña con el objetivo declarado de evitar que la extrema derecha se siente en un Gobierno regional. 

Nuria López

rtnoticiasrtnoticias
Covid19