X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/3ko

La gigantomanía durante las fiestas rusas se convierte en tradición

Publicado: 11 jun 2010 23:38 GMT

Sea gigantomanía o solo el deseo de corresponderse con la escala de Rusia, los organizadores de las fiestas nacionales en Moscú establecieron otro récord. El "Karavai-Milagro", gigantesca empanada de 1,5 metros con la imagen del Kremlin hecha de crema se podrá probar en la capital durante el Día

La gigantomanía durante las fiestas rusas se convierte en tradición
La gigantomanía durante las fiestas rusas se convierte en tradiciónRT
Síguenos en Facebook

Sea gigantomanía o solo el deseo de corresponderse con la escala de Rusia, los organizadores de las fiestas nacionales en Moscú establecieron otro récord. El "Karavai-Milagro", gigantesca empanada de 1,5 metros con la imagen del Kremlin hecha de crema se podrá probar en la capital durante el Día de Rusia. Los cocineros mostrarán sus obras comestibles artísticas en el marco de los Días de la Artesanía rusa.

Hacer récords singulares en el centro de Moscú durante las fiestas ya es una tradición. Así, en el invierno de 2009 durante el festival “El Invierno Ruso”, instalaron un rublo gigantesco (de 1,5 metros de diámetro y 150 kilos de peso) y una gran campana de hielo, tallada por el campeón del mundo de esculturas de hielo, Serguéi Zaplatin.

En el pasado Día de Rusia (12 de junio), la gente pintaba una matrioshka gigante y en el Día de los Niños instalaron una muñeca gigantesca.

Este año erigieron un caramelo gigantesco en forma de gallo, que se convirtió para los rusos en símbolo de la época soviética. Este año también, los niños durante el Día del Niño (1.° de junio), saboreaban un helado del gran snegovik, monigote de nieve. Sin embargo, como es difícil encontrar nieve durante el verano, a éste lo hicieron de hielo.

Así que, sorprender a los moscovitas con algo gigantesco ya no es una tarea fácil, por eso, en vez de una empanada, los cocineros harán dos obras. La otra es una "torta de cumpleaños" con un relleno de manzanas y guindas. A la torta, recién sacada del horno, la decorarán las torres del Kremlin y el águila bicéfala.

El modo de presentar el karavai y la torta tiene sus tradiciones: la torta es presentada con velas, pero el karavai se entrega con sal. Acoger a los visitantes en el umbral de la casa, con pan y sal en un gran paño, tiene una gran historia en Rusia. Las decoraciones en la toalla representaban las imágenes-defensoras de las fuerzas malas y también el calendario eslavo que reflejaba los eventos de la familia o fiestas rituales y agrarias tan propias para la cultura agrícola de Rusia. La toalla es el símbolo de la vida humana, del camino de destino, parte del espacio cósmico. El pan es el símbolo de la tierra y de su bondad. La sal es el símbolo del Sol, incluso en la antigua lengua de los eslavos para estas dos palabras había una común. El Sol representaba al amor. Con la bondad del sol la tierra se enriquece, así que karavai con sal representaba el deseo de bienestar y riqueza. Además, ofrecer al visitante karavai con sal significaba que el hombre ofrece lo más valioso que tiene, aquello de lo que depende su fe y vida. Más tarde, decían que la sal era muy cara y así, sobre el pan, simbolizaba el respeto hacia el visitante. Sin embargo, la tradición dice que el valor del Sol nunca puede ser tasada en dinero.

Durante el Día de Rusia el karavai será ofrecido a los niños “y a los adultos, si queda algo después de los pequeños”, destacan en el Departamento de Prensa de la prefectura central de Moscú.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias