X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/5e22

¿Arma de Confusión o Arma de Información?

Publicado: 29 sep 2017 18:50 GMT

Este año, el canal RT se ha dado a conocer masivamente en Estados Unidos. Prendo la televisión y los medios principales estadounidenses están hablando de RT a cada rato. Anoche el titular en el programa de Rachel Maddow en MSNBC fue esta joya sensacionalista: 'Rusia utilizó las redes sociales como armas'. La presentadora pasó casi la hora completa de su programa hablando sobre RT y cómo ha logrado influir sobre la opinión pública estadounidense a través de las redes sociales y su premiada programación en televisión. La noche anterior, Maddow casi perdió la cabeza hablando largamente sobre los (inventados) planes y esfuerzos de Rusia, a través de RT y otros medios, de promover el separatismo en Estados Unidos.

La tesis principal de Maddow y de otros periodistas prominentes en Estados Unidos —una tesis compartida con la comunidad de inteligencia estadounidense y gran parte del Congreso— alega que Rusia está ejecutando una guerra comunicacional con el objetivo de crear confusión, inestabilidad y divisiones en el país. Según ellos, Rusia intenta debilitar y destruir al imperio estadounidense, tal como Washington hizo a la Unión Soviética: picarlo en pedazos y neutralizar su influencia a nivel mundial. 

Casi todas las semanas el más influyente periódico del mundo, 'The New York Times', hace mención a RT.  Incluso, el domingo pasado RT estuvo en la portada de la superleída revista 'New York Times Magazine' y fue el enfoque del reportaje principal de esa prestigiosa publicación. 'La confusión es un arma', se tituló. "Cómo el Kremlin ha construido una gran red de medios y ha liderado un nuevo modo de guerra de información", subtituló el escandaloso reportaje. Hasta un editorial del periódico neoyorkino fue dedicado a RT en estos días: 'La única manera de defenderse de la guerra de información de Rusia'.

El texto analizó las iniciativas en el Congreso estadounidense —promovidas por sectores antirrusos en los influyentes 'think tanks' de Washington— para designar a RT "agente de un gobierno extranjero", calificándolo de "propaganda" y forzando a sus empleados y periodistas a registrarse como agentes de Rusia ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Para estos 'expertos', RT ha 'contaminado' a Estados Unidos y el gobierno debería responder para "asegurar el espacio informativo", incluyendo las redes sociales.

No obstante, el editorial argumenta que en lugar de expulsar a RT del país, el gobierno debería incluir en el currículum escolar un componente sobre "la educación de medios". Para poder detectar las noticias falsas o diferenciar la propaganda de la información. También, sugiere la autora, el gobierno estadounidense debería trabajar para "nivelar el campo de juego de la información" a través de mayores inversiones en medios públicos y locales. [Confieso que, a pesar de su origen, éstas ideas me parecen excelentes considerando que en Estados Unidos casi no existen medios públicos ni comunitarios. El terreno mediático está completamente controlado por las grandes corporaciones mediáticas. Si esta confrontación con Rusia resulta en la democratización de los medios estadounidenses, pues sería un logro fantástico]

En fin, no es solo las cadenas principales en Estados Unidos o 'The New York Times' los que cantan "¡RT!" como loros, el mismo escenario se repite en la inmensa mayoría de los medios estadounidenses, convirtiendo a RT en lo que se llama aquí un 'household name' (un nombre conocido en casa). 

Seguro esta fama instantánea ha aumentado la audiencia de RT en Estados Unidos, tanto por la televisión y el Internet. Y en casi todos esos reportajes y comentarios, los periodistas, expertos y analistas estadounidenses reconocen que RT tiene un nivel de influencia significativa en el país. También admiten que Rusia, creadora de RT, está ganando la batalla comunicacional con sus medios sofisticados, llamativos, provocativos e informativos.

En casi todos esos reportajes y comentarios, los periodistas, expertos y analistas estadounidenses reconocen que RT tiene un nivel de influencia significativa en el país

RT no solamente está de moda en los medios estadounidenses, también es un nombre muy sonado en los pasillos del Congreso. Esta semana los comités de Inteligencia del Senado y la Cámara de Representantes escucharon testimonios de los dueños de Facebook y Twitter. Ambos admitieron que RT —entre otras entidades rusas— tenía una presencia importante en sus redes sociales. Incluso, revelaron que RT había comprado publicidad en sus redes sociales, dirigida a la audiencia estadounidense.

Esta 'increíble' revelación, que demuestra cómo un medio se promociona para ampliar su audiencia, levantó alarmas en Washington. Hasta RT había comprado publicidad en CNN para promoverse, admitió la jefa principal del canal ruso, Margarita Simonián. "También compramos publicidad en aeropuertos, taxis, vallas publicitarias, en el Internet, TV y radio. Hasta CNN transmitió nuestras comerciales… Es lo mismo que hacen los medios estadounidenses en Rusia". Simonián también cuestionó las preocupaciones sobre estas prácticas comunes y corrientes: "No sabía que el pago de la publicidad era sospechoso o dañino en una democracia tan desarrollado como Estados Unidos". 

Washington mantiene una amplia red de medios oficiales a nivel mundial cuyo único trabajo es la promoción de la agenda estadounidense. Radio y TV Martí se dirigen al pueblo cubano para socavar la revolución cubana y promover un cambio de 'régimen' en la isla. Radio Libre Europa fue creada durante la Guerra Fría en contra de la Unión Soviética, y aún existe hoy en día. La Voz de América está en más de 42 idiomas a nivel mundial, en radio y televisión. Es el medio del Departamento de Estado que penetra e infiltra hasta la prensa local en muchos países para promover la agenda de Washington. Hasta medios como CNN y FOX News, 'The New York Times', 'The Washington Post' y más, pueden ser considerados voceros de Washington, porque, aunque pueden ser críticos de algunas políticas del gobierno, siempre promueven el imperialismo estadounidense a nivel internacional. Además, Hollywood es el principal promotor de propaganda de Estados Unidos que ha liderado la guerra cultural durante décadas.

Entonces, ¿porqué hay tanto ruido sobre RT y la influencia 'rusa' en Estados Unidos? Podría ser que por primera vez Washington esté recibiendo un poco de su propia medicina en el área comunicacional. Por primera vez, otro país ha creado medios sofisticados y populares, atractivos para una audiencia estadounidense. Los guardianes del imperio estadounidense están tan preocupados sobre el mantenimiento de su poder e influencia global, que hoy escuché a algunos decir por la televisión que los dueños de Twitter y Facebook deberían poner su patriotismo antes de sus objetivos empresariales.

Y eso es algo que lo deberían tener muy claro los ciudadanos del mundo. Ni Twitter ni Facebook ni Google ni el propio Internet son medios 'libres'. Hay poderosos intereses detrás de ellos que controlan la información que circula. Podría ser que Rusia ha avanzando de manera notable en la guerra de información, pero no se debería subestimar el contraataque de Washington.

 

Artículos anteriores de experto

Últimas noticias