X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/43ox

Europa ante el terrorismo: los atentados más sangrientos de las últimas décadas

Publicado: 14 nov 2015 04:24 GMT

La historia reciente ha demostrado que el terrorismo no pasa de largo Europa, donde a finales del siglo pasado y en lo que va del actual varias ciudades han sido escenario de ataques perpetrados por extremismos de distinta índole. RT recuerda cuáles han sido los atentados más graves de las últimas décadas en el Viejo Continente.

AFP / Kenzo Tribouillard
Síguenos en Facebook

Francia

El 13 de noviembre de 2015 Francia se vio conmocionada por una serie de sangrientos ataques terroristas en París. Al menos 150 personas murieron y unas 200 resultaron heridas, la mayoría de ellas durante la toma del teatro Bataclan de la capital, donde un grupo de terroristas retuvo como rehenes y asesinó a los asistentes de un concierto.

Además, registraron una serie de explosiones en las inmediaciones del Estadio de Francia, también en la capital, donde en ese momento se disputaba un partido de fútbol entre Alemania y Francia. El presidente francés, François Hollande, que asistía al encuentro, fue evacuado. Hollande calificó los atentados como "ataques terroristas sin precedentes", declaró el estado de emergencia y ordenó el cierre de todas las fronteras del país.

El 7 de enero de 2015 una masacre en la redacción del semanario 'Charlie Hebdo' en París se cobró la vida de 12 personas. Dos días después, en la misma ciudad, el yihadista Amedy Coulibaly retuvo a una veintena de personas en un supermercado judío y mató a cuatro de ellas. Poco después la Policía confirmó la muerte de los hermanos Said y Cherif Kouachi, sospechosos de haber atacado la redacción de 'Charlie Hebdo', después de asaltar el edificio donde se refugiaban. Los ataques estuvieron motivados por las caricaturas del profeta Mahoma que había publicado el semanario, que provocaron la ira en el mundo musulmán.

Reino Unido

El 7 de julio de 2005 en Londres cuatro bombas estallaron en distintas estaciones de metro y en unidades de transporte cuando la gente celebraba en las calles la designación de la ciudad como sede para organizar los Juegos Olímpicos de 2012. 56 personas perdieron la vida en los atentados, entre ellos cuatro terroristas suicidas. Más tarde se informó de que un grupo llamado Organización Secreta-Al Qaeda en Europa había reivindicado los atentados en un foro de Internet.

España

El 11 de marzo de 2004 durante la hora punta de la mañana varios trenes de la red de Cercanías de Madrid fueron objeto de un atentado terrorista múltiple. En apenas tres minutos la capital española sufrió el mayor atentado terrorista perpetrado jamás en el país. En total estallaron 10 bombas, tres de ellas en la céntrica estación de Atocha y cuatro en un tren poco antes de llegar a esa misma estación; dos bombas fueron detonadas en un tren en la estación de El Pozo del Tío Raimundo, y otra en un tren en la estación de Santa Eugenia. El atentado fue perpetrado por la organización Brigadas de Abu Hafs al Masri, vinculada a Al Qaeda, y dejó 193 muertos y más de 1.800 heridos.

Rusia

El 24 de enero de 2011 una fuerte explosión en la terminal internacional del aeropuerto de Domodédovo de Moscú se cobró la vida de 36 personas y dejó más de 130 heridos. Doku Umárov, líder de los terroristas del Cáucaso norte, asumió la responsabilidad del atentado. 

El 6 de febrero de 2004 una terrible explosión sacudió un vagón del metro de Moscú entre las estaciones de Avtozovódskaya y Pavelétskaya. El artefacto explosivo, de origen casero pero muy potente, acabó con la vida de 42 personas e hirió a 250. 

El 1 de septiembre de 2004 será recordado como el día en que tuvo lugar la masacre de Beslán, considerada uno de los ataques terroristas más cruentos de la historia y una de las mayores tomas de rehenes. Un grupo de terroristas chechenos compuesto por 31 hombres y mujeres irrumpió en la escuela número 1 de la ciudad de Beslán, en la república rusa de Osetia del Norte, y se apoderaron del edificio el primer día del curso, una fiesta nacional que reúne a padres y alumnos en las escuelas de todo el país. Los terroristas tomaron 1.181 rehenes, la mayoría de ellos niños y adolescentes de entre 7 y 18 años que permanecieron hacinados en el gimnasio del centro durante tres días, sin agua ni comida. Varios hombres y chicos fueron fusilados durante el secuestro. En medio de las negociaciones estalló una bomba, y la explosión vino seguida por el fuego indiscriminado de los terroristas, que iniciaron una matanza de los rehenes. En ese momento las fuerzas especiales rusas decidieron activar inmediatamente su plan de asalto al colegio. En total murieron 334 rehenes, de los que 186 eran niños. El único terrorista que sobrevivió al asalto fue capturado y más tarde condenado a cadena perpetua. La autoría del crimen fue asumida por Shamil Basáyev. 

El 23 de octubre de 2002 el terrorismo se fijó como objetivo el Centro Teatral Dubrovka, en Moscú. Un comando formado por 30 o 40 terroristas chechenos, hombres y mujeres provistos de armas y gran cantidad de explosivos, atacaron el centro en plena función del musical titulado 'Nord-Ost', sobre la conquista del Ártico ruso. En aquel momento se encontraban en la sala más de 800 personas, que automáticamente se convirtieron en rehenes. Sumando los actores y empleados del teatro, la cifra total de rehenes fue de 916 personas. El comando terrorista minó la sala, mientras que las mujeres terroristas se apostaron entre el público llevando cinturones explosivos. Las negociaciones con los terroristas se prolongaron hasta el 26 de octubre, día en que el edificio fue asaltado por las fuerzas especiales, que mataron a todos los extremistas. El atentado costó la vida a 129 rehenes. 

El 8 de agosto de 2000 en el paso subterráneo de peatones de la estación de metro Púshkinskaya, en el centro de Moscú, se produjo una explosión que mató a 13 personas y dejó 118 heridos, incluidos seis niños. 

A las 5 de la madrugada del 13 de septiembre de 1999 una dramática secuencia de atentados contra bloques de vivienda halló continuidad en la carretera Kashírskaya de Moscú, donde un edificio residencial de ocho pisos fue destruido por la explosión de una bomba de una potencia equivalente a 300 kilos de trilita. El artefacto estalló en el sótano del edificio. Casi todos los vecinos que se encontraban en el inmueble fallecieron: 124 personas en total. De los seis extremistas islámicos que perpetraron ese atentado solo uno, sobre el que pesa una orden de captura y extradición internacional, sigue en libertad. 

La noche del 9 de septiembre de 1999 se vino abajo un bloque de nueve pisos en la calle Guriánov de Moscú debido a una explosión que dejó 109 muertos y más de 200 heridos. 

El 11 de junio de 1996 un atentado terrorista sacudió el metro de Moscú. Un artefacto explosivo estalló entre las estaciones Túlskaya y Nagátinskaya, matando a cuatro personas y causando heridas a 14. 

Noruega

El 22 de julio de 2011 Noruega sufrió un doble atentado que costó la vida a 77 personas y dejó casi un centenar de heridos. El autor de la explosión de un coche bomba en el barrio gubernamental de Oslo y de la posterior masacre en la isla de Utoya, el ultraderechista Anders Breivik, fue detenido. Breivik, de 32 años, justificó sus acciones argumentando que tenían como objetivo "salvar Europa de la invasión musulmana provocada por la política multicultural".

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias