X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/4s5a

Hillary Clinton o Donald Trump, los cinco grupos que determinarán quién será el presidente de EE.UU.

Publicado: 8 nov 2016 14:35 GMT

Los estadounidenses están llamados este martes a las urnas para elegir al sucesor del presidente Barack Obama.

Hillary Clinton o Donald Trump, los cinco grupos que determinarán quién será el presidente de EE.UU.
Imagen ilustrativa
Andrew Kelly / Reuters
Síguenos en Facebook

La carrera presidencial hacia la Casa Blanca llega este martes a su fin: Estados Unidos celebra unas elecciones presidenciales en las que los ciudadanos tendrán que elegir al sucesor del actual mandatario, Barack Obama. Concluye, así, una de las campañas electorales más intensa de la historia del país, en la que los dos candidatos principales a la presidencia, la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump han estado rodeados permanentemente de fuertes polémicas. 

Titulados universitarios frente a trabajadores con escasa formación, las mujeres, la población hispana y la afroamericana, los cristianos protestantes y mormones, así como los jóvenes, son los cinco grupos de la población estadounidense que podrían decidir los resultados de estas elecciones: ¿acudirán a las urnas?, y en ese caso, ¿a qué candidato votarán?, ¿mantendrán su lealtad al partido votado en 2012 o cambiarán su apoyo? En RT te ofrecemos un detallado análisis. 

Hombres blancos con escasa formación frente a titulados universitarios

Las promesas de Donal Trump de devolver a EE.UU. la producción trasladada a China, así como su postura en contra de los acuerdos de libre comercio y de la inmigración, han calado entre los hombres blancos sin títulos universitarios o escasa formación, el grupo más afectado por la destrucción de empleo en el sector industrial. 

Así, el lema de campaña del republicano: "Make America Great Again" ha calado entre este sector de la población, que constituye el principal núcleo de votantes del magnate, aunque todavía está por ver si serán suficientes para darle la victoria. 

Imagen ilustrativa / Reuters

Por el contrario, Trump se enfrenta a una resistencia sin precedentes en el Partido Republicano de la población conformada por hombres blancos con títulos universitarios, que prefieren a la candidata republicana, Hillary Clinton. 

Una situación excepcional, ya que según un artículo publicado en 'The Atlantic', ningún candidato demócrata "ha conseguido ganar el voto de la mayoría de blancos que tienen una licenciatura de cuatro años o más" desde 1952. No obstante, una de las últimas encuestas, la de 'ABC News' y 'Washington Post', reveló una división casi a partes iguales entre los dos rivales.

El papel de las mujeres en estas elecciones

Asimismo, un grupo que tradicionalmente se ha inclinado por el Partido Republicano, el de las mujeres blancas universitarias, en estas elecciones previsiblemente optará por Hillary Clinton. 

Imagen ilustrativa / Reuters

Las polémicas declaraciones sobre las mujeres que el magnate ha hecho durante toda la campaña electoral, así como el famoso vídeo en el que Trump vierte comentarios denigrantes sobre el sexo femenino y narra como aborda a las mujeres en la intimidad, han provocado que este sector se decante por la candidata demócrata. 

Tampoco lo va a tener fácil el magnate con las mujeres que no tienen una educación académica e, incluso, para muchas de las más fieles votantes republicanas, Trump ya no es una opción electoral. 

Esta situación ha provocado que dos estados tradicionalmente republicanos, como son Virginia y Colorado, puedan cambiar de signo este martes. No obstante, muchas de las mujeres que han optado por el Partido Republicano en comicios anteriores, podrían optar por no acudir a las urnas antes que votar a Clinton. 

Imagen ilustrativa / Reuters

Por otro lado, el estado civil también juega un papel importante en estas elecciones. Las encuestas revelan que Trump se enfrenta a una fuerte resistencia del voto de las mujeres blancas solteras, quienes han votado al Partido Demócrata en cada elección celebrada desde 1992. Sin embargo, falta por comprobar qué votarán finalmente las mujeres casadas, que han apoyado al Partido Republicano desde 1984. 

El voto hispano y afroamericano

Otro de los aspectos que determinará los resultados de estas elecciones presidenciales es el voto de las poblaciones hispana y afroamericana, que han experimentado un crecimiento significativo desde 1992. 

En las elecciones de 2012, la mayoría de hispanos que acudió a las urnas votó por Barack Obama y en estas elecciones probablemente se decanten por Hillary Clinton. Las polémicas declaraciones de Trump sobre los inmigrantes, entre las que destacan su idea de expulsar a 11 millones de inmigrantes ilegales de EE.UU. o construir un muro en la frontera con México, han servido en bandeja a Clinton el voto de los hispanos. 

Imagen ilustrativa / Reuters

No obstante, todavía está por determinar si la exsecretaria de Estado es capaz de movilizar el voto de este sector de la población, ya que en los comicios de 2012 solo votaron un 48% de los hispanos. 

Asimismo, la población afroamericana tradicionalmente ha votado al Partido Demócrata, y en esta ocasión, previsiblemente, Clinton también contará con su apoyo. No obstante, el número de votos que conseguirá la candidata demócrata entre los votantes afroamericanos será probablemente inferior al conseguido en 2012, cuando el 66% de este sector de población apoyó la candidatura del primer presidente negro de la historia del país. 

En cualquier caso, y al igual que sucede con la población hispana, falta por ver si Clinton ha sido capaz de movilizar el voto de los afroamericanos. 

Los cristianos protestantes y mormones

Los cristianos protestantes estadounidenses han votado tradicionalmente al Partido Republicano. Sin embargo, en estas elecciones Trump no tiene asegurado su apoyo. Aunque este cambio de postura no significa necesariamente que vayan a votar por Clinton, una candidata que es ampliamente rechazada por este grupo. De hecho, las encuestas señalan que es probable que muchos protestantes se queden en su casa el día de las elecciones o que al final acaben apoyando a Trump. 

Imagen ilustrativa / Reuters

En este sentido, destaca la postura de los mormones, históricamente fieles al Partido Republicano, pero que en estas elecciones han mostrado su rechazo a la candidatura del multimillonario. El plan de Trump de imponer un veto temporal a los musulmanes que quieran entrar en EE.UU. no ha sido una propuesta bien recibida por este sector. 

Los jóvenes

El núcleo principal de votantes demócratas en las eleciones de 2008 y 2012, que dieron la victoria a Obama, fueron los estadounidenses nacidos entre 1980 y 1990. Este martes, su voto también podría ser decisivo, ya que las últimas encuestas revelan que la mayoría de ellos rechaza a Trump

Sin embargo, su oposición a una presidencia del magnate no significa que apoyen a Clinton. La demócrata nunca ha conectado con los jóvenes: Obama consiguió un 60% de los votos de este sector de la población en 2008 y, sin embargo, el 71% de los jóvenes que votaron en las primarias de 2015 prefirió a Bernie Sanders. Una vez más, el voto de este grupo dependerá de la capacidad de movilización que haya tenido la candidata demócrata durante la campaña electoral. 

Etiquetas:

¿Cuál será la principal consecuencia de una posible retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán?

Deje su opinión »

Últimas noticias