X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/4sm7

Desde Trump y Le Pen hasta Morales, Correa o Podemos: ¿qué es el populismo?

Publicado: 16 nov 2016 08:39 GMT

Las connotaciones negativas de un término que hace referencia a la voz del pueblo frente al "establishment".

Desde Trump y Le Pen hasta Morales, Correa o Podemos: ¿qué es el populismo?
Andrea Comas / Reuters
Síguenos en Facebook

"¿Quién queréis que gobierne América.? ¿La clase política corrupta o la gente?". Así se pronunciaba Donald Trump la noche preelectoral en el estado de New Hampshire. La voz del pueblo frente al sistema, el "establishment" que encarnaba Hillary Clinton

Un día después, la victoria del magnate en las elecciones presidenciales de EE.UU. desencadenaba una ola de reacciones mundiales que, una vez más, como ya ocurrió con el Brexit o la victoria de Syriza, centraban las interpretaciones en torno al carácter populista del republicano.  

El mundo subestimó las posibilidades de Trump. Ni siguiera los más prestigiosos analistas políticos o periodistas supieron leer entre líneas el discurso del magnate más allá de sus siempre polémicos comentarios, que le han otorgado la merecida fama de xenófobo y machista. 

Nadie analizó que su postura contra la globalización económica, así como su fuerte carácter proteccionista y su posición contra todo lo que representa Wall Street, estaba calando entre millones de ciudadanos, quienes han sufrido las consecuencias del neoliberalismo salvaje y agresivo estadounidense. Populismo en su más pura esencia. 

El populismo, desde Europa a Latinoamérica

Pero, ¿qué es populismo? La Real Academia Española (RAE) define este término como una "tendencia política que pretende atraerse a las clases populares". Sin embargo, su significado no es tan evidente, ya que su uso en los medios de comunicación y partidos políticos tradicionales, aquellos que defienden el "establishment", le han ido atribuyendo connotaciones negativas hasta convertirlo en un término peyorativo. 

Seguidores de Donald Trump celebrando su victoria durante la noche electoral / Jonathan Ernst / Reuters

Al grito de "es un populista"cualquiera puede ser desprestigiado como político. Como si erigirse en defensa de la voz del pueblo, luchar por los anhelos de las clases medias y bajas, fuese algo malo. 

Así, hemos escuchado tachar de populistas a figuras que recorren todo el abanico político, desde la derecha hasta la izquierda. Populistas son Donald Trump y Marine Le Pen, pero también lo son Podemos y Syriza. En Latinoamérica sucede lo mismo: Néstor Kirchner, Lula da Silva, Rafael Correa, Dilma Roussef, José Mujica o Evo Morales, son solo algunos de los más recientes ejemplos de líderes acusados de ser populistas. 

De esta manera, cualquier político que tenga en cuenta losintereses de los menos privilegiados y quiera transformar las leyes que rigen en la sociedad para defenderlos de las élites que encarnan el capitalismo, es acusado reiteradamente de populista. 

El escritor y periodista argentino Mempo Giardinelli defendió en un artículo publicado en 'Página 12' cuál ha sido el error de estas figuras políticas populistas: "No asumieron sin temores y hasta con orgullo el nombre que desde el capitalismo más salvaje se les encajaba negativamente: Populismo".

El caso de Podemos

En España, las propuestas de Podemos en defensa de los intereses de las clases medias y bajas han provocado que medios de comunicación tradicionales y principales partidos políticos acusen a la formación de Pablo Iglesias de populista, un término que, a fuerza de utilizarlo mal, han conseguido que tenga connotaciones negativas. 

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, rodeado de seguidores durante un acto de campaña / Santiago Ferrero / Reuters

Con la victoria de Trump, estos mismos sectores tenían fácil la comparación. Pero, ¿son Donald Trump y Pablo Iglesias populistas? Probablemente, sí. ¿Tienen algo que ver? Con toda seguridad, no. 

La voz del pueblo se puede defender a través de medidas de derechas o propuestas de izquierdas. Esa es la diferencia principal entre Donald Trump o Marine Le Pen y Podemos o Syriza. Sucede lo mismo al contrario: los intereses de las élites se pueden defender desde argumentos típicos de la derecha hasta ciertos posicionamientos que dicen ser de izquierdas, solo hay que echar un vistazo a los partidos políticos que nos rodean. 

María Jesus Vigo Pastur

Etiquetas:

¿Cuál será la principal consecuencia de una posible retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán?

Deje su opinión »

Últimas noticias