Actualidad

Un segundo buque de guerra británico llega al golfo Pérsico en medio de las turbulencias con Irán

Publicado:
Irán insiste en que es capaz de "asegurar" el estrecho de Ormuz por su cuenta, y que la presencia de armadas extranjeras solo contribuye a la escalada de tensiones.
Un segundo buque de guerra británico llega al golfo Pérsico en medio de las turbulencias con Irán

Un destructor de la Marina Real británica, el HMS Duncan, llegó al golfo Pérsico, uniéndose a otro barco para "apoyar el paso seguro de buques con bandera británica". La medida se produce en momentos en que el Reino Unido pide el establecimiento de una flota conjunta de la Unión Europea para contrarrestar a Irán.

El barco llegó a la zona el domingo, uniéndose a la fragata británica HMS Montrose, que ha estado escoltando a embarcaciones con bandera del Reino Unido a través del estrecho de Ormuz. El despliegue sigue a la captura del petrolero británico Stena Impero por parte de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria de Irán por la supuesta violación de normas marítimas.

El movimiento de Irán fue impulsado por las acciones hostiles del Reino Unido, que Teherán condenó como "piratería". A principios de julio, Londres capturó un gran buque tanque que transportaba crudo iraní cerca de Gibraltar. Se trata de la embarcación Grace 1, con bandera panameña.

En ese momento, Londres acusó a Teherán de violar las sanciones de la UE y de transportar petróleo a Siria, que sufre de escasez de combustible. Si bien las sanciones han estado vigentes durante mucho tiempo, la captura del Grace 1 fue la primera con este pretexto.

Las continuas tensiones en el golfo llevaron a EE.UU. y el Reino Unido a anunciar la formación de patrullas marítimas multinacionales para resguardar el tráfico marítimo de Occidente. Londres ha tratado de arrastrar a otras naciones europeas al enfrentamiento con Irán y pidió la creación de una flota europea conjunta para patrullar el área.

Irán ha insistido durante mucho tiempo en que es capaz de "asegurar" el estrecho de Ormuz por su cuenta, y que las armadas extranjeras que se encuentran en la región solo contribuyen a la escalada de tensiones.

"Irán hará todo lo posible para proteger la región, particularmente el estrecho de Ormuz, y no permitirá ninguna perturbación en la navegación en esta área sensible", sostuvo el martes el viceministro de Relaciones Exteriores, Seyed Abbas Araghchi.

Violación de un acuerdo nuclear

Representantes del Reino Unido, Alemania, Francia, Rusia, China e Irán, los signatarios restantes del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), se reunieron en Viena el domingo con el fin de iniciar conversaciones para salvar el acuerdo que se ha desmoronado debido a las sanciones estadounidenses contra Teherán y las tensiones marítimas entre Teherán, Washington y Londres.

Antes de la reunión, Seyed Abbas Araghchi acusó directamente a Londres de violar el JCPOA al apoderarse del Grace 1. "En nuestra opinión es una violación [del acuerdo]", afirmó el funcionario a periodistas, e insistió en que los países que forman parte del mismo no deberían crear obstáculos para la exportación del petróleo iraní.

RT