Actualidad

La Casa Blanca considera el proceso de juicio político contra Trump como un intento de "anular los resultados de las elecciones de 2016"

Publicado:
La Administración Trump se ha negado a colaborar en la investigación sobre 'impeachment' lanzada contra el presidente, a la que también ve como una "estrategia para influir en los próximos comicios".

La Administración de Donald Trump se ha negado a participar en la investigación de juicio político recientemente puesta en marcha contra el mandatario en la Cámara de Representantes de EE.UU., según señala la Casa Blanca en una carta.

En la misiva, dirigida a Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara Baja, y a otros legisladores demócratas, se califica al proceso de 'impeachment' como contrario a la Constitución y se acusa a los que lo llevan a cabo de "violar la justicia fundamental y el debido proceso".

"Ustedes buscan anular los resultados de las elecciones de 2016 y privar al pueblo estadounidense del presidente que han elegido libremente", reza la carta.

"Al parecer, muchos demócratas ahora ven el juicio político no solo como un medio para deshacer los resultados democráticos de las últimas elecciones, sino como una estrategia para influir en las próximas elecciones", se añade en el texto.

La misiva, que también señala a los destinatarios por "conducir los procedimientos en secreto" y "violar la separación de poderes", enfatiza finalmente que "el presidente Trump no puede permitir que su Administración participe en esta investigación partidista en estas circunstancias".

La carta ha mencionado la conversación telefónica que el presidente de EE.UU. mantuvo con su homólogo de Ucrania, Vladímir Zelenski, el pasado 25 de julio, que impulsó a varios representantes de la Cámara Baja a iniciar oficialmente la investigación de juicio político.

"El presidente Trump logró el acuerdo del Gobierno de Ucrania y dio el paso extraordinario de desclasificar y divulgar públicamente el registro de la llamada", recuerda la Casa Blanca. "Ese registro establece claramente que la llamada fue completamente apropiada, que el presidente no hizo nada malo y que no hay bases para una investigación de juicio político", asegura.

Previamente, Trump había especulado si uno de los destinatarios de esta carta, Adam Schiff, debería ser arrestado por traición tras presuntamente atribuir declaraciones falsas al presidente en torno a la llamada telefónica con Zelenski.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT