X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5wel

Delegado norcoreano revela a RT la prioridad de Kim Jong-Un en su cumbre con Trump

Publicado: 11 jun 2018 22:51 GMT | Última actualización: 12 jun 2018 13:38 GMT

Alejandro Cao de Benós, el delegado especial de Corea del Norte para Occidente habló con RT y detalló cuáles son las prioridades de Kim Jong-un en su histórico encuentro en Singapur con Donald Trump.

Delegado norcoreano revela a RT la prioridad de Kim Jong-Un en su cumbre con Trump
Alejandro Cao de Benós posa en su bar 'Pyongyangcafe', dedicado a Corea del Norte, en Tarragona, España, el 30 de julio de 2016.
JOSEP LAGO / AFP
Síguenos en Facebook

Apenas faltan horas para una cumbre que ha pasado de ser una utopía a convertirse en una realidad. Este martes, a las 9.00 de Singapur, los presidentes de Corea del Norte, Kim Jong-un, y EE.UU., Donald Trump, estarán cara a cara por primera vez, con la cuestión nuclear sobre la mesa. Sin embargo, Pionyang tiene también otros planes, otros objetivos, que el español Alejandro Cao de Benós, delegado especial de Corea del Norte para Occidente, repasa en conversación con RT.

Cao de Benós, que desde hace 25 años trabaja para el Gobierno norcoreano, menciona tres puntos como trascendentales para el país asiático: la firma de un "tratado de paz definitivo que ponga fin a la guerra de Corea", el "levantamiento progresivo de las sanciones" y que "EE.UU. no interfiera en las relaciones Norte-Sur para poder avanzar con la reunificación".

Este último tema es el más relevante en una península en la que hay "una sola nación dividida artificialmente por EE.UU.", asegura el español en conversación con RT. "El pueblo ve esta reunión con mucho optimismo, no sólo porque ha sufrido muchísimo en los tres años de guerra absoluta, sino por la separación de familias. Son hermanos que están separados, todavía hay personas vivas que no han podido ver a sus familiares en más de 70 años", lamentó. Por todo ello insiste en que la reunificación de Corea es "la prioridad".

Cómo se gestó la cumbre

Cuando los insultos, los agravios, las amenazas entre ambos presidentes eran moneda corriente, una reunión como esta parecía impensable. Sin embargo, pese a los amagos de cancelación, finalmente está a punto de hacerse realidad. ¿Qué fue lo que cambió? Para Cao de Benós el único cambio es la culminación del desarrollo del "arsenal termonuclear" de Corea del Norte, que permitió que "la política imperialista" dejara de ser "una opción". Entonces, para no llegar a una "guerra nuclear" solamente quedaba la vía de la "negociación". "Las armas termonucleares hicieron que EE.UU. pasara de una política de agresión e invasión a una política de negociación, porque las armas nucleares, como cualquier estratega sabe, defienden la paz y aseguran la supervivencia de cualquier nación", recalca.

Alejandro Cao de Benós, delegado especial de Corea del Norte para Occidente
"Las armas termonucleares hicieron que EE.UU. cambiara de una política de agresión e invasión a una política de negociación, porque las armas nucleares, como cualquier estratega sabe, defienden la paz y aseguran la supervivencia de cualquier nación" Alejandro Cao de Benós, delegado especial de Corea del Norte para Occidente

También dijo que "en ningún caso" Pionyang va a "deshacerse del material nuclear disuasorio". Lo que sí hará, en cambio, es "comprometerse al no lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales y, sobre todo, a la no transferencia de conocimiento nuclear a otras naciones". En este contexto, el presidente de EE.UU. también deberá aceptar algunas obligaciones, como "permitir al pueblo surcoreano" que sea "soberano" y "no interferir en las relaciones del Norte y del Sur". "La reunificación no va a depender de EE.UU., pero sí depende de EE.UU. no interferir en las decisiones soberanas del Sur", sostiene.

Un hombre observa en una pantalla de televisión las imágenes de los presidentes Kim Jong-un y Donald Trump, en Corea del Sur, el 11 de junio de 2018. / Ahn Young-joon / AP

Lo que sí parece seguro es que Corea no aceptará "ninguna injerencia en su política interna, como el abandono del sistema socialista o comunista, ni cualquier tipo de concesión que suponga una pérdida de la soberanía en la república".

El levantamiento de las sanciones

Otro tema que menciona el delegado norcoreano en Occidente es el de los beneficios a los que accederá el país asiático con el progresivo fin de las sanciones económicas. En concreto, se refirió a la situación del único Complejo Industrial conjunto con el Sur, el de Kaesong, con el que lograron generar 5.000 millones de dólares al año. Según explica, si ese nivel de producción "se puede extender 100 ó 200 veces", los beneficios económicos para Corea serían "inmensos", convirtiéndose el país en "el nuevo tigre asiático". "Probablemente, pasaría a ser la potencia más próspera de todas", aventura.

Alejandro Cao de Benós, delegado especial de Corea del Norte para Occidente
"Los beneficios económicos para Corea serían inmensos, sería el nuevo tigre asiático. Probablemente, la potencia más próspera de todas" Alejandro Cao de Benós, delegado especial de Corea del Norte para Occidente

Además, si este proceso lograra completarse, la percepción de Corea del Norte y de su forma de vida también mutarían y se alejarían de "las barbaridades y mentiras", opina. "Muchos medios de comunicación y gobiernos cambiarán su discurso. Corea no va a cambiar su forma de pensar o su sistema socialista, pero, muy probablemente, la demonización continua, los insultos, las historias de terror que se han instalado, patrocinadas por la CIA y otras partes interesadas, van a ir cambiando a medida que surjan intereses económicos", asegura. En este sentido, recuerda lo ocurrido con China, que, aunque sigue teniendo un sistema de partido único, "ya no la llaman dictadura y la tratan bien por su capacidad económica".

Las relaciones internacionales

El apoyo externo, asegura Cao de Benós, no fue el punto central que permitió el acercamiento norcoreano a su vecino del sur y a EE.UU. En este sentido, analiza el vínculo con Rusia, afirmando que "como gran potencia", puede tener "una influencia", si bien "se mantuvo al margen". "Ha sido bastante poco intervencionista, pero como vecino nuestro, le interesa que haya paz y armonía en la península", afirma, recordando que Moscú "aprobó las sanciones económicas contra Corea sugeridas por EE.UU."

Por último, en relación a China descartó que el gigante asiático haya ejercido algún tipo de protección, no solo por "haber refrendado las sanciones de la ONU". "China abandonó el socialismo desde hace prácticamente 30 años, es un país totalmente capitalista a todos los efectos, excepto en su partido central, por lo que ha estado cuidando sus intereses", comenta. Por todo ello "Corea depende de sus propias fuerzas a la hora de avanzar hacia el futuro o de obtener una negociación", concluye.

Gastón Monjes

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies