Actualidad

Ciberataques "imprudentes" y acusaciones "irresponsables": ¿Quiénes acusan a Moscú y por qué?

Publicado:
"La prolífera imaginación de nuestros colegas del Reino Unido realmente no tiene límite", ha comentado la portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, María Zajárova, con respecto a las acusaciones de Londres.

Varios países occidentales han acusado a Rusia e incluso directamente al Kremlin de ser responsable de una serie de ataques (o intentos de ataques) cibernéticos en todo el mundo, incluidos contra organizaciones internacionales como la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) o la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ). En respuesta, Moscú ha denunciado que estas acusaciones "no se sustentan en ninguna prueba" y forman parte de una "campaña antirrusa". ¿Cómo se ha originado esta nueva ola de acusaciones y cuáles son los argumentos de cada parte?

"El GRU es responsable... casi seguro" 

Una nueva campaña acusatoria contra Rusia comenzó esta semana con el anuncio de Londres sobre unos "imprudentes" ataques cibernéticos perpetrados directamente por el Departamento Central de Inteligencia de Rusia (GRU, por sus siglas en ruso), que es el servicio de inteligencia militar de las Fuerzas Armadas del país. 

La Embajada de Rusia en el Reino Unido
La Embajada de Rusia en el Reino Unido
"Las declaraciones así del Foreign Office son una burda desinformación de la opinión pública británica y mundial"

En concreto, el Centro Nacional de Seguridad Cibernética del Reino Unido (NCSC) llegó a la conclusión de que "varios actores cibernéticos que han estado realizando ataques en todo el mundo son, en realidad, el GRU", según un comunicado emitido por el Gobierno británico. Los ataques en cuestión irían desde intentos de socavar la WADA hasta "interrumpir los sistemas de transporte en Ucrania y desestabilizar las democracias y atacar a negocios". 

A continuación, el comunicado enumera una serie de ataques específicos, de los que es "casi seguro" que el responsable es el GRU. "Dada la evaluación de alta seguridad y el contexto más amplio, el Gobierno del Reino Unido ha juzgado que el Gobierno ruso –el Kremlin– fue responsable", ha concluido Londres.

Acusación "irresponsable"  

Por su parte, la Embajada de Rusia en el Reino Unido calificó de "irresponsables" las acusaciones de Londres. "Según la tradición, no están sustentadas por ninguna prueba y son otro elemento más de la campaña antirrusa que lleva a cabo el Gobierno británico", ha declarado la misión diplomática.

"Las declaraciones del 'Foreign Office' son una burda desinformación de la opinión pública británica y mundial", ha aseverado la embajada en un comunicado. Asimismo, ha señalado que "es poco probable" que la acusación haya coincidido "por casualidad" con la reunión de los ministros de Defensa de los países de la OTAN en Bruselas y con el anuncio de la creación de unas subdivisiones cibernéticas de las fuerzas armadas en varios países occidentales.

La misión diplomática ha recordado que durante la visita del exministro de Exteriores británico, Boris Johnson, a Moscú en diciembre de 2017, su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, le advirtió que si Londres tenía preguntas sobre la seguridad cibernética que quisiera tratar con especialistas rusos, se podían organizar rápidamente las consultas correspondientes.

No obstante, "la parte británica se negó a tal diálogo, y la única explicación racional de ello es la suposición de que no tenían nada sustancial que decir", ha concluido la embajada rusa.

"Mezcla de perfume infermal"

A su vez, la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, ha calificado las acusaciones de Londres de "mezcla de perfume infernal" y de fantasías infundadas.

"Sin ninguna distinción, en un solo frasco —o, quizás, un frasco de un perfume de Nina Ricci— se ha mezclado todo: el GRU, los espías cibernéticos, los 'hackers' del Kremlin y la WADA. Es una mezcla de perfume infernal", ha expresado la vocera en rueda de prensa. "La prolífera imaginación de nuestros colegas del Reino Unido realmente no tiene límite", ha añadido.

"Londres inició una campaña difamatoria contra el restablecimiento de Rusia en la WADA"

Zajárova también sostuvo que la decisión del comité ejecutivo de la WADA de restablecer el estatus de la Agencia Antidopaje de Rusia (RUSADA) provocó que Londres iniciara una campaña de acusaciones falsas contra Moscú.

"En cuanto Rusia fue restablecida en esta organización deportiva internacional, para ayudar a los estadounidenses, que nos estaban ahogando sin piedad, llegó su fiel aliado, el Reino Unido", ha dicho la portavoz, agregando que "se inició un torrente de mensajes falsos, acusaciones, anuncios en distintos niveles". Según sus palabras, el Ministerio de Exteriores británico, "ha publicado una ración de declaraciones asombrosas al estilo del 'highly likely' sobre la participación del GRU en ciberataques en todo el mundo, incluido contra los servidores de la WADA".

Moscú pedirá a Londres presentar información sobre los ciberataques

Por su parte, el embajador ruso en el Reino Unido, Alexánder Yakovenko, ha anunciado que Moscú pedirá a Londres información sobre los presuntos ciberataques.

"Vamos a dirigirnos a la parte británica para pedir que presenten más información y vamos a repetir nuestro llamamiento: si tiene alguna información sobre acciones de este tipo, por favor, compártanla. Estamos dispuestos a discutirla", ha dicho el diplomático.

Yakovenko ha señalado que existe un patrón de comportamiento de las naciones occidentales que consiste en utilizar a los medios para amplificar sus acusaciones antirrusas a la vez que proporcionan escasas pruebas o ninguna. Cuando el escándalo mediático se acaba, la investigación sobre el caso no se muestra al público.
"Lo hemos visto con el caso de [Alexánder] Litvinenko. Sabemos cómo terminó: con la mayor parte de la información al respecto clasificada. Nadie tiene ningún acceso a ella", ha dicho el embajador.

Países Bajos acusa a Rusia de planear un ciberataque contra la OPAQ

Tan solo unas horas más tarde, el Gobierno de los Países Bajos anunció que en abril de 2018 deportó a cuatro ciudadanos rusos por planificar un ciberataque contra la OPAQ. Igualmente, Ámsterdam afirma que la operación fue organizada por el GRU.

Las autoridades neerlandesas han informado que los ciudadanos rusos —identificados como Oleg Sótnikov, Alexéi Morenets, Yevgueni Serebriakov y Alexéi Minin— llegaron a los Países Bajos el 10 de abril y fueron sorprendidos con equipos de espionaje en un hotel cerca de la sede de la OPAQ en La Haya; el día 13 fueron detenidos y expulsados a Rusia.

De acuerdo con los datos de su inteligencia, los deportados tenían planeado ir a un laboratorio en Spiez (Suiza) en donde la OPAQ estudia las muestras de sustancias químicas. En aquel entonces, la organización estaba trabajando en determinar el tipo de sustancia con la que fueron envenenados al exagente doble de inteligencia Seguéi Skripal y su hija Yulia en Salisbury (Reino Unido) en marzo.

Por su parte, el embajador británico en los Países Bajos, Peter Wilson, ha declarado que uno de los cuatro 'miembros de la inteligencia rusa' también intentó robar los datos de la investigación sobre el derribo del MH17 de Malasia Airlines en Ucrania en julio de 2014.

La OTAN reafirma su "solidaridad"  

Asimismo, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha instado a Rusia "poner fin a su comportamiento imprudente" y ha afirmado que "los aliados de la OTAN expresan su solidaridad con la decisión de las autoridades neerlandesas y británicas de llamar a Rusia a rendir cuentas por sus indignantes intentos de socavar las normas del derecho internacional y las instituciones".

"La OTAN va a continuar fortaleciendo su defensa y disuasión para afrontar las amenazas híbridas, incluido en el ciberespacio", ha afirmado Stoltenberg, añadiendo que los ministros de Defensa de la Alianza han tratado "los avances que se están haciendo en el establecimiento de un nuevo Centro de Operaciones Cibernéticas, en la integración de las capacidades cibernéticas nacionales en nuestras misiones y operaciones y en incentivar nuestra resistencia cibernética".

EE.UU. acusa a 7 agentes de inteligencia rusos de 'hackear' agencias antidopaje

Por su parte, el Departamento de Justicia de EE.UU. también ha presentado cargos contra siete oficiales rusos de inteligencia militar, acusándolos del 'hackeo' de agencias antidopaje y federaciones deportivas estadounidenses e internacionales y de la filtración de datos relacionados con 250 atletas de aproximadamente 30 países.  

De acuerdo con las autoridades estadounidenses, los sospechosos también realizaron ataques cibernéticos contra la empresa de energía nuclear Westinghouse Electric Corporation, la OPAQ y un laboratorio suizo. El FBI, por su parte, ha brindado los nombres de los acusados: Dmitri Badin, Artiom Mályshev, Alexéi Minin, Alexéi Morenets, Evgueni Serebriakov, Oleg Sótnikov e Iván Yermakov.

En cuanto a las acusaciones del Reino Unido y de los Países Bajos, el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, ha afirmado que Washington "está dispuesto a proporcionar apoyo cibernético a los aliados". "He visto suficientes pruebas para decir que los neerlandeses y los británico tienen una certeza del 100 % en cuanto a quiénes acusan de esto", ha dicho Mattis después de la reunión de la OTAN.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19