Actualidad

Rusia suspende su participación en el tratado INF como respuesta a la retirada de EE.UU.

Publicado:
"Nuestra respuesta será equivalente" a la salida del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio por parte de Washington, ha indicado el presidente ruso.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha aseverado este sábado que en respuesta a la retirada de EE.UU. del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés) Moscú también suspende sus obligaciones en el marco del acuerdo.

"Procederemos de la siguiente manera: nuestra respuesta será equivalente. Los socios estadounidenses han anunciado que suspenden su participación en el tratado, y nosotros la suspendemos", ha indicado el líder ruso.

Vladímir Putin, el presidente de Rusia
Vladímir Putin, el presidente de Rusia
Estamos al tanto de los planes de algunos países de desplegar armas en el espacio

Además, Putin ha indicado que todas las propuestas de Moscú para salvar el tratado INF "siguen sobre la mesa". "Las puertas para las negociaciones están abiertas", ha subrayado Putin durante la reunión con el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, y el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov. "Al mismo tiempo, les pido a ambos Ministerios que no inicien ninguna negociación sobre este tema", ha añadido.

"Vamos a esperar hasta que nuestros socios estén listos para llevar a cabo un diálogo igualitario e informativo con nosotros sobre este tema tan importante, tanto para nosotros como para nuestros socios y para todo el mundo", ha declarado.

Vladímir Putin, el presidente de Rusia
Vladímir Putin, el presidente de Rusia
Rusia no va a desplegar misiles de corto y medio alcance [...] ni en Europa ni en otras partes del mundo, hasta que EE.UU. no emplace su arsenal de este tipo en dichas regiones

EE.UU. desmantela el sistema de seguridad internacional

En este sentido, el jefe de Estado ruso ha subrayado que EE.UU. siempre está buscando pretextos para desmantelar el sistema de seguridad establecido y no apoyan las iniciativas rusas en esta área.

"Nosotros durante muchos años, repetidamente hemos planteado el tema de llevar a cabo negociaciones sustantivas sobre los temas de desarme, y en casi todos sus aspectos", ha recordado.

"Y en los últimos años hemos estado viendo que nuestras iniciativas no cuentan con el apoyo de los socios. Por el contrario, se buscan diversos pretextos para desmantelar un sistema de seguridad internacional ya establecido", ha hecho hincapié el presidente.

Serguéi Lavrov, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia
Serguéi Lavrov, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia
Propusimos unas medidas de transparencia sin precedentes ...] para convencer a EE.UU. de que no estamos violando este documento crucial. Estas propuestas fueron torpedeadas por EE.UU. y, en respuesta ellos nos dieron otro ultimátum

Rusia no será arrastrada a una carrera de armamentos 

En respuesta a la declaración de este viernes del presidente de EE.UU., Donald Trump, de que Washington tras su salida del tratado INF desarrollará "opciones de respuesta militar" para "negarle a Rusia cualquier ventaja", el mandatario ruso ha declarado que Moscú no va a participar en una carrera de armamentos.

"Quiero llamar su atención sobre el hecho de que no debemos ser arrastrados a una carrera de armamentos costosa para nosotros", ha señalado.

En este sentido, el presidente le ha preguntado al ministro de Defensa si Rusia podría implementar medidas de respuesta a la retirada de EE.UU. del tratado INF en el marco de las asignaciones presupuestarias disponibles para el Ministerio de Defensa para el 2019 y años subsiguientes.

"En los próximos días, propondremos un ajuste del presupuesto para 2019, que nos permitirá […] realizar esta tarea" sin aumentar el presupuesto previsto para este año, ha asegurado Shoigú.

Al mismo tiempo, el mandatario ruso ha aseverado que Moscú está "al tanto de los planes de algunos países de desplegar armas en el espacio". "Quiero saber cómo se anulará esta posible amenaza", se ha dirigido el presidente al ministro de Defensa.

Vladímir Putin, el presidente de Rusia
Vladímir Putin, el presidente de Rusia
No debemos ser arrastrados a una carrera de armamentos

En este sentido Putin ha explicado que quiere ver en persona "cómo se desarrolla el proceso de la puesta en servicio de combate de nuestros nuevos complejos militares" en referencia al misil hipersónico Kinzhal, el arma láser Peresvet (que ya ha recibido el Ejército), el misil hipersónico Avangard (cuyas pruebas finales se han completado y ha empezado la etapa de producción en serie), así como del misil balístico intercontinental pesado Sarmat y el dron de propulsión atómica Poseidón.

Al mismo tiempo, el mandatario ruso ha subratado que "Rusia no va a desplegar misiles de corto y medio alcance, si tales armas aparecen, ni en Europa ni en otras partes del mundo, hasta que EE.UU. no emplace su arsenal de este tipo en dichas regiones".

EE.UU. comenzó a violar el tratado INF desde 1999

A pesar de que EE.UU. ha utilizado como pretexto para abandonar el tratado INF la supuesta violación por parte de Moscú de sus normas, Washington ha estado violando las disposiciones de este acuerdo —que entró en vigor en 1988— desde el año 1999, ha comunicado a Putin el ministro de Asuntos Exteriores, Seguéi Lavrov.

"Según nuestros datos, Estados Unidos comenzó a violar este acuerdo de duración indeterminada desde 1999, cuando empezó a realizar las pruebas de los vehículos aéreos no tripulados de combate, que coinciden en sus características con los misiles de crucero con base en tierra prohibidos por el tratado", ha revelado Lavrov.

Posteriormente, EE.UU. comenzó a usar misiles señuelos y misiles señuelos balísticos para efectuar las pruebas de su sistema de defensa antiaérea, y a partir del 2014 Washington comenzó a desplegar en Europa los sistemas de lanzamiento para sus áreas de posición de defensa antimisiles: los lanzadores Mk 41, que son perfectamente capaces, sin ningún tipo de modificación, de lanzar misiles de percusión de medio alcance Tomahawk, ha señalado el ministro.

"Esto es una violación directa del tratado", ha subrayado Lavrov. "A día a hoy, esos sistemas de lanzamiento ya han sido desplegados en Rumania y se están preparando para desplegarlos en Polonia, así como en Japón", ha revelado.

El ministro también se ha mostrado preocupado por el hecho de que hace un año la Revisión de la Defensa de Misiles de EE.UU. estableció como objetivo fabricar municiones nucleares de bajo rendimiento, "que a buen seguro planea utilizar también en los misiles de mediano alcance". "Y hace poco se anunció que esta disposición de la doctrina nuclear ya se está poniendo en práctica: ha comenzado la producción de dichos misiles", ha lamentado Lavrov.

Serguéi Lavrov, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia
Serguéi Lavrov, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia
Hemos tratado de hacer todo lo posible para salvar este acuerdo, teniendo en cuenta la importancia que tiene para mantener la estabilidad estratégica tanto en Europa como en el mundo en general

En octubre del año pasado, Washington anunció oficialmente que se retiraría del tratado INF. Moscú ha tratado de "hacer todo lo posible para salvar este acuerdo, teniendo en cuenta la importancia que tiene para mantener la estabilidad estratégica tanto en Europa como en el mundo en general".

"Y la última vez que estos intentos se llevaron a cabo fue el 15 de enero, cuando, finalmente, a petición nuestra, los estadounidenses acordaron celebrar consultas correspondientes en Ginebra", ha recordado Lavrov. Los diplomáticos rusos, en coordinación con el Ministerio de Defensa, propusieron "unas medidas de transparencia sin precedentes que van mucho más allá de nuestras obligaciones en el marco de este tratado para convencer a la parte estadounidense de que no estamos violando este documento crucial".

"Estos intentos, estas propuestas, fueron torpedeadas por los estadounidenses y, en calidad de respuesta ellos nos dieron una vez más un ultimátum, que, por supuesto, no podemos aceptar, ya que contradice la letra y el espíritu del propio tratado", ha concluido Lavrov.

  • Desde el 2 de febrero, EE.UU. suspende sus obligaciones en el marco del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés) y comienza el proceso de retirada de este acuerdo, que se completará en 6 meses, "a menos que Rusia vuelva a cumplir con sus normas y destruya todos los misiles, lanzadores y equipos asociados que lo están violando", reza el comunicado del presidente de EE.UU., Donald Trump, que fue divulgado este 1 de febrero.

RT