Noticias

Argentina al borde del precipicio: finaliza el partido con derrota 3-0 ante Croacia

21 jun 2018 19:49 GMT

Los croatas continúan a paso firme en el Mundial tras vencer a la 'albiceleste' en el segundo encuentro por el grupo D.

Croacia ha derrotado 3 a 0 este jueves a Argentina en su segundo partido del grupo D en el Mundial. Los de Sampaoli salen de este encuentro con el amargo sabor de depender de los resultados de los demás equipos para pasar a octavos de final.

El resultado del primer partido de Argentina frente a Islandia convirtió a Nizhni Nóvgorod en el escenario donde la 'albiceleste', quién iba a decirlo, se iba a jugar prácticamente la vida en este Mundial en el segundo juego. Croacia, por su parte, venía de vencer sin mayores problemas a Nigeria.

En la primera anotación del encuentro, al minuto 53, Croacia demostró mediante Ante Rebic que no le teme a nadie en este Mundial y que siempre juegan para adelante. El arquero argentino Caballero trató de despejar con el pie, golpeó la pelota de manera defectuosa y Rebic marcó con una fuerte volea el primero para Croacia.

Rakitic celebra con Mandzukic el tercer gol croata contra Argentina, el 21 de junio de 2018 / Ivan Alvarado / Reuters

Posteriormente, en una de tantas contras croatas, Luka Modric controló en la frontal del área, se orientó la pelota hacia su pierna derecha y, ante la oposición de Nicolás Otamendi, se sacó un duro disparo ante el que nada puede hacer Caballero: el segundo tanto para Croacia al minuto 80.

El 3 a 0 vino en la prórroga, cuando Argentina trataba de salvar su honor con ataques en el área rival para lograr al menos un gol. Ivan Rakitic concretó ante el asombro de los jugadores argentinos, quienes estimaron que algún croata se encontraba en fuera de juego. Un resultado que pone a Argentina al borde del precipicio.

El astro argentino Lionel Messi en el partido contra Croacia, el 21 de junio de 2018 / Murad Sezer / Reuters

Momentos de infarto

Dejando a Ángel Di María y a Cristian Pavón en el banquillo, a pesar de la contraria de la hinchada y la prensa, Sampaoli se la jugaba dando un golpe de autoridad por las necesidades de enfrentar a Croacia con más garantías, dado que ellos no iban a cambiar su sistema.

Los europeos comenzaron dando el primer susto temprano en la primera parte del encuentro, invitando a lucirse a Caballero. Argentina, por momentos, se olvidó de jugar al fútbol cometiendo varias faltas, cebándose con Mario Mandzukic. En el minuto 12, Lionel Messi comenzó a aparecer en el partido, tras un remate que hizo que se gritara gol, y Eduardo Salvio también se acercó en el 13.

Después Croacia comenzó a jugar con más dureza, doblando en el número de faltas a los argentinos, y teniendo cargados a Mandzukic, Rakitic y Modric en busca de un contraataque. Por su parte, Enzo Perez tuvo la mejor oportunidad de adelantar a Argentina en el minuto 29.

Domagoj Vida y Mario Mandzukic celebran el gol de Luka Modric contra Argentina, el 21 de junio de 2018 / Ivan Alvarado / Reuters

Mientras Maradona desde la grada pedía testosterona a los suyos, Argentina se fue al descanso con el susto en el cuerpo. El segundo tiempo comenzó sin cambios, aunque pronto Sampaoli movió el banquillo, para darle entrada a Higuaín.

En la segunda parte, casi todo el juego de ataque de Croacia comenzó a pasar por la cabeza y los pies de su delantero Mandzukic antes de que llegara el espectáculo de goles. Tras el tanto de Rebic, la selección croata impidió el progreso de Messi.

Así, 'La Pulga' comenzó a expresar su descontento, y Otamendi, en una acción poco deportiva, propinó un pelotazo a Rakitic cuando el croata se encontraba en el suelo. Sin embargo, Croacia no se desordenó y aprovechó la incertidumbre de Argentina para matar el partido.

https://es.rt.com/5xxm